Asegura Londres que Rusia espió a los Skripal durante años

10

Las agencias de inteligencia rusas estuvieron espiando al exespía ruso Sergei Skripal y su hija y Yulia durante al menos los últimos cinco años, aseguró el asesor de seguridad nacional británico Mark Sedwill en una carta publicada este viernes.

La carta, dirigida al secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, explica la conclusión británica de que el gobierno ruso es culpable del ataque a los Skripal el 4 de marzo con un agente neurotóxico.

Dijo que solo Rusia posee los “medios técnicos, la experiencia operativa y el motivo” para el ataque del que fueron víctimas el exespía ruso y su hija.

En la carta, Sedwill dijo que en la década de 1980 la Unión Soviética producía agentes neurotóxicos de cuarta generación conocidos como Novichoks en el Instituto Estatal de Química Orgánica y Tecnología cerca de Volgogrado bajo el nombre clave de FOLIANT.

“Es altamente probable que produjeran los Novichoks para impedir su detección por Occidente y soslayar los controles internacionales de armas químicas”, dijo. “El estado ruso ha producido Novichoks anteriormente y todavía sería capaz de hacerlo”.

Dijo que después de la caída de la Unión Soviética, Rusia firmó la Convención sobre Armas Químicas sin informar acerca de su trabajo en curso con los Novichoks.

“Rusia siguió produciendo algunos Novichoks después de ratificar la convención”, dijo Sedwill. Añadió que difícilmente otra exrepública soviética aparte de Rusia fabrica armas químicas ofensivas.

Dijo que Moscú tenía una trayectoria comprobada de asesinatos promovidos por el Estado y había ensayado distintas maneras de utilizar armas químicas, como rociar picaportes con agentes neurotóxicos, tal y como cree Londres que sucedió en el caso de los Skripal.

Por otra parte, sostuvo que Rusia tenía un motivo claro para atacar a Sergei Skripal, un exagente de la inteligencia rusa encarcelado en Rusia por espiar para Gran Bretaña y liberado en un canje de espías.

“Es altamente probable que los servicios de inteligencia rusos consideren que al menos algunos de sus desertores sean blancos legítimos de asesinato”, escribió. “Tenemos información sobre el interés del servicio de inteligencia ruso en los Skripal que se remonta al menos a 2013, cuando ciberespecialistas de la GRU (inteligencia militar) captaron correos electrónicos de Yulia Skripal”.

El embajador ruso en Reino Unido, Alexander Yakovenko, calificó las acusaciones de infundadas y falsas.

Yulia Skripal, de 33 años, recibió el alta del hospital esta semana. Su padre sigue hospitalizado, pero las autoridades de salud británicas dicen que su estado mejora.