Arrancan plan global de ‘Ruta de la Seda’

16

El presidente chino, Xi Jinping, clausuró ayer el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda con la promesa de que el plan global de obras de infraestructura que encierra la iniciativa está abierto a todos los países, frente a los temores de que serán principalmente firmas chinas las que se beneficiarán de él.

El proyecto de las Nuevas Rutas de la Seda “es una plataforma inclusiva de desarrollo, en la que todos pueden participar como iguales, bajo el principio de la consulta y el beneficio mutuo”, aseguró Xi en su comparecencia pública tras dos días de reuniones, en la que no contestó preguntas de los periodistas.

El mandatario indicó que la iniciativa que ideó en 2013, que algunos medios ya apodan “el proyecto del siglo” y al que ha buscado dar gran respaldo internacional con el actual foro, intentará no ser un obstáculo, sino una contribución, a los programas nacionales y regionales de desarrollo que algunas naciones ya poseen.

“Apoyaremos una mayor complementariedad” con dichos planes, subrayó el presidente chino, quien también adelantó que este foro internacional celebrará una segunda edición en el año 2019.

Xi reiteró, como ya había señalado en la inauguración del foro el domingo, que su Gobierno contribuirá con 14,500 millones de dólares a este plan global de desarrollo de transportes y telecomunicaciones, y dio más detalles de las ayudas adicionales que ofrecerán los bancos estatales chinos.

En concreto, el Banco de Desarrollo de China ofrecerá líneas especiales de crédito por valor de 36,200 millones de dólares (mdd), mientras que el Banco de Exportaciones e Importaciones de China contribuirá con préstamos similares de 18,800 millones de dólares.

Todo ello suma cerca de 70 mil millones de dólares, a los que se han de sumar los 40 mil millones de dólares que China ya había prometido con anterioridad, etiquetados en el llamado Fondo de las Rutas de la Seda.

Xi aseguró que el foro que terminó ayer, en el que participaron jefes de Estado y Gobierno de países como Rusia, Turquía, España, Argentina, Chile, Italia o Grecia, entre otros, ha logrado “resultados muy positivos” y confirma el futuro de una iniciativa a la que ya se habían unido mediante acuerdos 68 naciones.

“El foro ha enviado un positivo mensaje al resto del mundo, el de que trabajaremos juntos para una comunidad de destino compartido por toda la humanidad”, afirmó.

La iniciativa de las Nuevas Rutas de la Seda (también conocida como “Una Franja, Una Ruta”), según el presidente chino, “aún tiene un largo camino que recorrer”, por lo que “es importante seguir trabajando conjuntamente para lograr resultados concretos”.