Acusa Trump a Twitter de quitarle seguidores y sugiere motivos políticos

5

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó  en Twitter a esta red social de haberle quitado seguidores y sugirió que esto pueda deberse a motivos políticos.

“Twitter ha eliminado mucha gente de mi cuenta y, aún más importante, parece que han hecho algo que hace más difícil registrarse (en la plataforma). Han sofocado su crecimiento hasta un punto que ya es obvio para todos. Hace unas semanas era un cohete, ahora es un dirigible. ¿Partidismo total?”, aseguró el presidente.

Las palabras de Trump parecen retomar el descontento expresado por el mandatario el pasado 28 de agosto, cuando advirtió a Twitter, Facebook y Google de que “tengan cuidado” porque se están “aprovechando de mucha gente”.

“Creo que Google se está aprovechando de mucha gente. Creo que es algo muy serio, algo muy serio. Creo que lo que están haciendo Google y otros, si miras a lo que está pasando con Facebook, más les vale tener cuidado, porque no pueden hacer eso con la gente”, dijo Trump en declaraciones a los periodistas desde el Despacho Oval.

“Los resultados de búsqueda de ‘Trump News’ -prosiguió- muestran solo los puntos de vista e informaciones de los Medios de Noticias Falsas. En otras palabras, lo tienen AMAÑADO, para mí y otros, de modo que casi todas las historias y noticias son malas”.

Entonces, Twitter había anunciado que expulsaba de su plataforma a algunas figuras destacadas de grupos de EU, promotores de teorías de la conspiración y que están vinculadas a la extrema derecha.

Poco después, el fiscal general, Jeff Sessions, convocó una reunión con fiscales generales de distintos estados del país para estudiar la situación ante potenciales delitos cometidos por esta plataforma, un encuentro que terminó produciéndose y que no ha tenido consecuencias directas o aperturas de pesquisas.

Hoy, Trump también se sirvió de su red social favorita para cargar contra la oposición y culparla de la supuesta crisis migratoria del país.

“EU ha gastado miles de millones de dólares al año en inmigración ilegal. Esto no continuará pasando. Los demócratas deben darnos los votos para aprobar leyes duras (pero justas). Si no, estaremos obligados a utilizar una mano más dura”, avisó el presidente, que ha intensificado la retórica antiinmigración en plena campaña para las elecciones legislativas de noviembre.