Domingo, 22 de Enero 2017 5:54:02 am

Se reduce el sueldo de los Presidentes, Síndicos, Regidores y personal de confianza.

 

 

Es un acto de responsabilidad gubernamental y de solidaridad ante la crisis que se vive en el país.

 

 

 

El plan de ahorro implica gastar menos en la operación del gobierno.

 

 

 

No desaparecerán ni disminuirán programas sociales.

 

 

 

En lo que podría considerarse como un acto de responsabilidad gubernamental y de abierta solidaridad con los potosinos, los Cabildos de la zona metropolitana de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez, aprobaron ese viernes en sesión extraordinaria el Plan de Austeridad que implica la reducción de sueldos a Regidores, Síndicos, Presidentes Municipales y funcionarios de confianza.

 

 

 

Ante la crisis que atraviesa el país en donde San Luis Potosí y el conurbado municipio de Soledad no están exentos del impacto por las medidas económicas impuestas por el gobierno federal, los Alcaldes Ricardo Gallardo Juárez y Gilberto Hernández Villafuerte, coincidieron en la necesidad de poner en marcha un plan de austeridad sin que ello signifique la cancelación o la disminución de sus programas sociales.

 

 

 

La propuesta de ahorro surgió a iniciativa de los Alcaldes de los dos municipios más importantes de la entidad y en consecuencia las Comisiones de Hacienda, conformadas estas por Regidores de diferentes partidos políticos, se sumaron para aprobar en una primera instancia dicha propuesta. Este día, ambos Cabildos aprobaron por mayoría el plan de austeridad.

 

 

 

El plan de ahorro en ambos Ayuntamientos no se circunscribe a la sola reducción de sueldos de los Presidentes Municipales, Síndicos y Regidores y servidores públicos de confianza comprometidos con San Luis Potosí y Soledad, sino que además se ajustarán a varias medidas restrictivas entre las que destacan la racionalización de combustibles, telefonía, papelería, artículos de limpieza y otros gastos que tendrán que ser estrictamente controlados.

 

 

 

Con la aprobación de este viernes por los Ediles; en lo que va de las actuales administraciones municipales de San Luis y Soledad, la reducción de sueldos llega a porcentajes inéditos, pues en la mayoría de los casos alcanza disminuciones de hasta un 35 y 50 %  al salario. Esta medida dijeron, es el cumplimiento de una promesa que se materializa para el beneficio de todos los potosinos.

Paréntesis

13-01-2017

El gobernador Juan Manuel Carreras se ha sumado al plan nacional de austeridad al que convocó el presidente Enrique Peña Nieto y de algún modo, San Luis Potosí estará contribuyendo en inhibir un poco la evidente irritación social que provocó una decisión que sin explicación sensata y a tiempo disparó a boca jarro el gobierno federal con el incremento a la gasolina.

 

 

Varias son las medidas que el gobierno del estado adoptará para que el apretón sea parejo y, sobre la mesa se colocó el tema de la reducción de sueldos a los funcionarios de confianza. Este criterio de racionalización se hizo también al inicio del sexenio de Fernando Toranzo Fernández, solo que por un tiempo, porque luego se volvieron despachar con insultantes bonos y de poco o nada sirvió.

 

 

¿De cuánto estaríamos hablando, si es que le ponemos números a una disminución de sueldos de los servidores públicos estatales?, seguramente de una cantidad nada despreciable que bien pudiera aplicarse en en acciones o programas de beneficio social directo para los sectores más vulnerables y necesitados como lo viene haciendo el gobierno de Ricardo Gallardo en la capital del estado.

 

 

Desgraciadamente la propia Secretaría de Desarrollo Social SEDESORE, ha reconocido que las partidas destinadas al combate a la pobreza han resultado insuficientes, de tal manera que una medida de reducción salarial en el ámbito del gobierno estatal a lo mejor no sería la única salida. En todo caso, porque no apretarles también el cinturón a quienes año con año incrementan sus servicios sin tomar en cuenta la afectación que causan a la economía popular.

 

 

Me refiero concretamente a congelar efectivamente las tarifas del transporte público, aplicar esquemas de borrón y cuenta nueva en impuestos estatales como los derechos de control vehicular que arbitrariamente se impusieron durante el gobierno anterior. Si a esto, Juan Manuel Carreras le suma un cambio de actitudes y se deja de actuar con el terrorismo fiscal con el que opera la Secretaría de Finanzas, muy probablemente el gobernador se echaría a la bolsa a miles de potosinos que no pagan porque simplemente no tienen.

 

 

No se trata de recaudar todo para los vencedores, y sin bien es cierto que el gobierno necesita dinero para cumplir con su obligación, también es justo que los servidores públicos, incluyendo al gobernador se fleten como cualquier mortal. ¿Para que requiere el gobierno dos aviones y un helicóptero que el solo mantenimiento genera un gasto escandaloso y muchas veces injustificado? A poco no pueden repetir el mismo esquema que utilizaron en campaña cuando fueron a pedir el voto de los ciudadanos.

 

 

Si el gobierno del estado se ha resuelto a reducir costos en su operación, a bajarle al consumo de combustibles para sus vehículos, a reducir el gasto en telefonía celular, a la papelería etcétera, es algo aplaudido, el gran problema sin embargo, es y seguirá siendo el dispendio y la corrupción de algunas áreas donde ganan quienes ofrecen y reciben.

 

 

Solo habría que preguntar cómo es que justifican la salida de partidas importantes para financiar a organizaciones sociales que se han convertido en verdaderos grupos de choque o de presión. Porque no pensar en desaparecer áreas de gobierno inútiles y costosas para el erario público. Bajarse el sueldo no basta, es necesario todo un trabajo de reingeniería que bien pudiera sacar adelante Elias Pecina.

 

Ex funcionarios municipales que se pasaron de ver....des son castigados

 

 

- Gobierno municipal cumple con su parte y sienta un precedente

 

 

- El ex Tesorero municipal podría enfrentar delitos de orden penal

 

 

- Podrán defenderse ante el TECA pero las sanciones, aplicadas están

 

 

A pesar de la secrecía que algunas investigaciones deben guardar, esta semana trascendió que al ex Tesorero Municipal José Bolaños Guangorena le fue impuesta una sanción consistente en la inhabilitación por 25 años para desempeñar un cargo público y en la aplicación de una multa por 45 millones de pesos.

 

 

 

Lo anterior con independencia de los delitos de orden penal en los que pudo haber incurrido el responsable de las finanzas durante el gobierno de Mario García Valdés a quien se le responsabiliza de haber hecho un uso indebido de la función pública, desviación ilegal de recursos y la probable comisión del delito de peculado, se dijo.

 

 

Como antecedente, a mediados del 2015, justo tres meses antes de concluir la gestión del ex Rector Mario García Valdés al frente del Ayuntamiento de la capital, la Secretaría de Cultura a nivel nacional aportó la suma de 5 millones de pesos que sería destinados a programas culturales específicos, sin embargo ese recurso federal que venía debidamente etiquetado se esfumó o fue a parar a otras cuentas.

 

 

De igual forma, la administración municipal anterior habría proyectado realizar obras de reconstrucción del Jardín Colón, y para ello se etiquetaron más de 25 millones de pesos, incluso se dieron algunos anticipos a la empresa constructora que realizaría los trabajos de rehabilitación, no obstante, esta cantidad también desapareció.

 

 

La investigación realizada por la Contraloría Municipal, concluyó que había elementos contundentes para imponer sanciones, no obstante, ajustándose al estado de derecho, el tema no se ha hecho oficialmente público porque la ley lo impide y porque los ex funcionarios sancionados tienen la posibilidad de defenderse ante el Tribunal Estatal de lo Contencioso Administrativo TECA.

 

 

Cabe destacar, que el ex Tesorero Municipal, José Bolaños Guangorena no fue el único ex servidor sancionado económicamente o inhabilitado para ocupar algún cargo público. Entre otros a los que también se les aplicó una pena económica e inhabilitación para desempeñarse en la función pública fueron:

 

 

Luis Mancilla Villareal, ex Director de Obras Públicas durante la administración de Victoria Labastida Aguirre podría ser inhabilitado por 3 años y pagar una multa de más de 80 mil pesos; José Francisco García Castillo, ex Delegado de Bocas; Jaime Calderón Jiménez, ex Tesorero en la Delegación de Bocas.

 

 

Entre otros, Margarita Robledo, ex funcionaria en Bocas; Abraham Mora V. ex Coordinador Administrativo; David Menchaca Zúñiga, y José Luis Rodríguez, ex Director y Subdirector de Catastro durante el período 2012-2015, respectivamente. Así mismo, a la ex Directora de Desarrollo Social, Pilar Delgadillo, quien podría ser inhabilitada y recibir una amonestación pública.

 

 

Con las sanciones impuestas, el Ayuntamiento de la capital cumple con su parte y le corresponderá a otras instancias determinar finalmente la responsabilidad en la que pudieron haber incurrido, de esta manera,- se dijo, el gobierno municipal cumplió con el compromiso que asumió con los potosinos de sancionar a quienes defraudaron su confianza.

 

 

En términos procesales, los inculpados podrán defenderse y manifestar lo que su derecho les corresponde y, tendrán la libertad de acudir ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo TECA. No obstante la sanción impuesta por el Órgano de Control Interno, fue congruente con la sanción y exigencia social para que no queden impunes los ilícitos que se cometieron, se precisó.

Se reduce el sueldo de los Presidentes, Síndicos, Regidores y personal de confianza.

 

 

 

Es un acto de responsabilidad gubernamental y de solidaridad ante la crisis que se vive en el país.

 

 

 

El plan de ahorro implica gastar menos en la operación del gobierno.

 

 

 

No desaparecerán ni disminuirán programas sociales.

 

 

 

 

En lo que podría considerarse como un acto de responsabilidad gubernamental y de abierta solidaridad con los potosinos, los Cabildos de la zona metropolitana de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez, aprobaron ese viernes en sesión extraordinaria el Plan de Austeridad que implica la reducción de sueldos a Regidores, Síndicos, Presidentes Municipales y funcionarios de confianza.

 

 

 

Ante la crisis que atraviesa el país en donde San Luis Potosí y el conurbado municipio de Soledad no están exentos del impacto por las medidas económicas impuestas por el gobierno federal, los Alcaldes Ricardo Gallardo Juárez y Gilberto Hernández Villafuerte, coincidieron en la necesidad de poner en marcha un plan de austeridad sin que ello signifique la cancelación o la disminución de sus programas sociales.

 

 

 

La propuesta de ahorro surgió a iniciativa de los Alcaldes de los dos municipios más importantes de la entidad y en consecuencia las Comisiones de Hacienda, conformadas estas por Regidores de diferentes partidos políticos, se sumaron para aprobar en una primera instancia dicha propuesta. Este día, ambos Cabildos aprobaron por mayoría el plan de austeridad.

 

 

 

El plan de ahorro en ambos Ayuntamientos no se circunscribe a la sola reducción de sueldos de los Presidentes Municipales, Síndicos y Regidores y servidores públicos de confianza comprometidos con San Luis Potosí y Soledad, sino que además se ajustarán a varias medidas restrictivas entre las que destacan la racionalización de combustibles, telefonía, papelería, artículos de limpieza y otros gastos que tendrán que ser estrictamente controlados.

 

 

 

Con insistencia, se dijo que las medidas restrictivas serán parejas, sin embargo las áreas que prestan un servicio directo a la ciudadanía como lo es Seguridad Pública y Protección Civil, contarán con lo necesario para brindar un mejor servicio. Igualmente, se mencionó que los insumos que tengan un carácter de reciclable se aprovecharán como parte del plan de ahorro y austeridad.

 

 

 

Con la aprobación de este viernes por los Ediles; en lo que va de las actuales administraciones municipales de San Luis y Soledad, la reducción de sueldos llega a porcentajes inéditos, pues en la mayoría de los casos alcanza disminuciones de hasta un 35 y 50 % al salario. Esta medida dijeron, es el cumplimiento de una promesa que se materializa para el beneficio de todos los potosinos.

Paréntesis

09-01-2017


Ya nos conocerán cabrones, dicen Gallardistas

 

No, no fue el frio lo que impidió que la convocatoria de líderes de comerciantes y de organizaciones “sociales” no tuviera los efectos y resultados esperados. Fue la falta de capacidad, la ausencia de liderazgo, el planteamiento poco serio, hueco, coherente y el siempre oportunismo político de seudo dirigentes y de un diputado local desquiciado que de todo busca sacar raja.

 


Desde el inicio mismo de la concentración, fue evidente el desconocimiento de varios participantes que fueron invitados a la marcha, y que según su propio testimonio, admitieron no estar enterados de que se trataba el asunto. Acudieron como chuchillos de rancho, de esos que corren y van ladrando en bola sin saber que pedo, porque solamente el que va adelante sabe porque ladra.

 


Recorrieron las calles de la ciudad, causaron molestias pero cumplieron su objetivo de llegar a la Unidad Administrativa Municipal. Ahí, lanzaron consignas, insultos y dispararon en redondo. Al pobre Gerardo de la Rosa le fue como en feria. De los líderes convocantes, la participación más notoria y virulenta fue la del líder de los comerciantes de Las Vías, Juan Antonio Rodríguez Chessani y la del Tekmol, que se apuntó su primera falta en el Congreso por andar de San Camilo.

 


Que alguien se acuerde, el municipio hizo un compás de espera en su intención de reubicarlos en los terrenos de la FENAPO, pero como no tenía otra bandera, porque la principal que saborearon y buscaron enarbolar se les cayó, es decir, (utilizar como carne de cañón a los empleados del municipio) el líder de El Rebote se concretó a recordar presuntos agravios en contra de su organización, de tal manera, que nada tenía que estar haciendo entre la bola.

 


Por espacio de dos horas, estuvieron profiriendo insultos, lanzando consignas y amedrentando a los elementos de seguridad que resguardaron el edificio. El Alcalde capitalino, hay constancia, ofreció atender a los líderes con los que realmente se tiene una agenda de trabajo, diálogo y negociación, agenda en la que por supuesto no está contemplado Rodríguez Chessani ni el metiche diputado José Luis Romero Calzada, el Rey del Vedette legislativo que sin éxito se ofreció de Changolan con la quinceañera Rubí.

 


En fin, todo estaba listo para que los líderes ingresaran a la Unidad Administrativa. El Pachón Aranda ya se los tiene bien medidos a todos y a uno que otro se lo tiene bien agarrado de los huevos y solo esperaba el arribo de los “líderes” a la sala de juntas. Ahí, se incorporaría el Alcalde Ricardo Gallardo para escuchar y dar puntual respuesta a las peticiones e inconformidades de los “dirigentes”.

 


De pronto el sonido se apagó, y acto seguido entre los propios líderes hubo roces e insultos porque unos estaban de acuerdo en entrar a dialogar pero otros no. Finalmente la concentración se dispersó y caminando derechito por donde llegaron se marcharon.

 


Algunos se fueron enchilados, pero otros, los orquestadores de la marcha, se retiraron contentos, ¡total! ya habían cumplido con la tarea y consigna dictada desde palacio de gobierno, esa de “vayan y chinguense a Gallardo”; además, ya habían lucido las camisetas que les fletaron y que el Tekmol dijo con su idiota sonrisa se habían comprado “con los ahorros de los comerciantes”.

 


Al término de la marcha, entre varios observadores, mucho se comentó de la frustrada manifestación; pero hubo varias alusiones que nadie, por lo menos en palacio de gobierno no deben desdeñar. Y es que los Gallardistas que presenciaron los ataques a su líder, no dudaron en decir: “Ya nos conocerán cabrones y ya verán que no vamos a movilizar 200 gentes, sino que les vamos a concentrar a 10 mil en la plaza de Armas, solo búsquenle y nos encontrarán.”

Entre gritos e insultos entre los propios líderes se retiran.

 

 

El Alcalde nunca se negó a recibirlos.

 

 

Los líderes abordaron temas que no están en la agenda municipal.

 

 

Notorio el protagonismo del diputado Tekmol que quiso llevar agua a su molino.

 

 

En lo que pareció más bien un acto de debilidad y desorganización, líderes de comerciantes y de agrupaciones sociales realizaron una marcha de unas 150 gentes hacia el palacio municipal para gritar consignas en contra de la Dirección de Comercio y, pese a que el Alcalde Ricardo Gallardo les ofreció recibirlos y dialogar con ellos, los líderes desistieron al no ponerse de acuerdo entre ellos mismos, incluso con marcadas diferencia e insultos entre ellos.

 

 

Desde las 11 de la mañana, frente al Jardín de Téquis, los líderes esperaban una asistencia de unas 2 mil gentes, sin embargo, solo lograron reunir a poco más de un centenar de personas, de la cuales muchas no sabían a qué y para que habían sido convocadas. Aun así decidieron marchar rumbo a la Unidad Administrativa.

 

 

Concentrados en la explanada, los líderes cuestionaron severamente la actitud de la dirección de comercio por el decomiso de roscas que se hizo en días pasados, sin embargo las propias autoridades de comercio mencionaron que por órdenes precisas del Alcalde se regresó el producto a los comerciantes.

 

 

Cabe destacar, que durante la manifestación cobró fuerza la versión de que los líderes de los comerciantes y de organizaciones sociales, habría sido manipulados desde el gobierno del estado para tratar de desestabilizar al gobierno de la capital, hecho que fue condenado por actores sociales y económicos importantes.

 

 

En el marco de la manifestación, sobresalió la figura del diputado priista José Luis Romero Calzada, que busco convertirse en el portavoz de los líderes y organizadores de la marcha. El legislador dijo que su presencia obedecía porque la ciudadanía tiene derecho a ser atendida y escuchada.

 

 

Mientras el diputado conocido con el mote del Tekmol lanzaba consignas, el Congreso del Estado iniciaba su periodo ordinario de sesiones por lo que se le registro su primera inasistencia. En el mismo contexto, al diputado Romero Calzada se le cuestionó de donde habían salido las camisetas que portaban algunos de los manifestantes, a lo que el legislador solo sonrió.


Y todo por su postura crítica ante la ola de inseguridad

 


Circulan versiones que esas llamadas se hacen desde las entrañas mismas de alguna corporación de seguridad

 


Verdad o mentira, lo cierto es que imponen terror

 



Hace unos cuantos días, en nuestra edición impresa número 27 y difundida ampliamente en nuestra página WWW.CLOSEUP.COM, dimos santo y seña sobre la forma de cómo es que los malandros operan desde la clandestinidad y el anonimato para amedrentar a ciudadanos pacíficos. Ahora le tocó al Arzobispo Jesús Carlos Cabrero, solo que la llamada tuvo un tufo o dosis de oficialismo.

 


Si algún personaje ha hecho fuertes señalamientos, críticas abiertas y directas sobre la ineficiencia, la corrupción imperante y el disimulo de las corporaciones de seguridad ante la ola creciente de inseguridad y violencia, ha sido justamente el guía de la iglesia católica en San Luis Potosí. “Con el petate de que la petición de dinero venía de un Alcalde”, lo cierto es que este fin de semana se lo quisieron abrochar.

 


Lo terrible también, es que comienza a circular la versión de que algunas de las llamadas telefónicas que se reciben, no necesariamente provienen de centros penitenciarios o de reclusión, sino de teléfonos que utilizan ex profeso para amedrentar a quienes consideran un estorbo para sus fines. Y es que varios ciudadanos, llegaron revelar que estos malandros están utilizando el apellido del Alcalde de la capital para desprestigiarlo.

 


“El propósito y objetivo perverso,- según comentan, es darles “un apretón de tuercas” o una acalmbradita a quienes consideran un obstáculo, pues hay quienes aseguran que atrás de toda esta perversión, esta nada más ni nada menos que el señor General responsable de la seguridad de los potosinos a quien otros medios lo han venido señalando de haber importado a o toda una legión del estado de Tamaulipas que solamente vino a imponer el terror.

Paréntesis

15-12-2016

Decisión del Congreso tendrá un alto costo político

 

 

 

Los votos emitidos por los diputados de los partidos PRI, PAN, PVEM y PANAL, en contra del ajuste a las tarifas del agua, nos da una idea muy anticipada a los escenarios de confrontación que se registrarán en las elecciones del 2018, solo que entonces será en la urnas donde los propios ciudadanos decidirán y no los zánganos y huevones  a los que se refirió el Alcalde Ricardo Gallardo.

 

 

De que le echaron montón al INTERAPAS, no cabe la menor duda, los 18 votos en contra y las ausencias de los representantes del PMC y PCP hablan de una perversa combinación para echar abajo la propuesta del Organismo Operador del Agua Potable, institución que verá seriamente afectadas sus finanzas; mucho más de como las encontró la nueva administración tras el saqueo en despoblado que hicieron los gobiernos del PRI y el PAN cuando fueron gobierno.

 

 

Enterado o no de la decisión que días antes ya estaba tomada, para el gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, las determinaciones que se tomaron en el Congreso no auguran un buen escenario en el marco de los acuerdos y el entendimiento político que tanto había cuidado con pinzas. Fueron el PRI y el PAN y sus dos satélites enanos quienes abrieron fuego, de tal manera que lo que suceda a partir de ahora en términos de entendimiento será impredecible.

 

 

Iluso sería pensar que el gobernador no supiera por donde vendría la decisión del Congreso para echar abajo la propuesta de ajustar las tarifas de agua. Tampoco fue ajeno a la iniciativa municipal de diferenciar y ajustar los valores catastrales para que pagaran más quienes más tienen. Juan Manuel Carreras no podrá decir que fue ajeno, ni tampoco podrá recurrir a la treta o al viejo discurso de que unos proponen y los diputados son los que disponen.

 

 

El ya fregó con la aprobación del presupuesto 2017, donde todos los partidos opositores al PRI, excepto MORENA concedieron el voto a favor de la Ley de Ingresos y Egresos. Si eso el gobernador lo entiende como un triunfo, deberá asumirlo con todas las reservas, pues esos partidos que  este día 15 de diciembre le aprobaron el presupuesto, lo tratarán de linchar una vez que se instale formalmente el proceso electoral que está a la vuelta de la esquina.

 

 

Lo más lamentable, es que el Güero Carreras no haya incidido para guardar realmente los equilibrios, porque el costo político que podría representarle en el muy mediano plazo, podría convertirse en el mayor problema de su administración que apenas comienza, pues todo mundo sabe cómo y con cuales votos llegó a la gubernatura del estado.

 

 

Juan Manuel sabe de los costales de boletas que fueron incautadas por aquellos que contribuyeron a su triunfo, ¿o a poco ya se olvidó? Eso lo saben los priistas y los panistas que hoy se presentaron en sociedad como los grandes benefactores del pueblo cuando la realidad es que han sido sus peores verdugos, en fin, lo hecho, hecho está y habrá que esperar el desenlace de una lucha que nadie podrá anticipar quienes serán los vencedores o vencidos.


O los dueños del criadero son influyentes o de plano existe un disimulo de la autoridad

 

 


Un amplio número de habitantes que viven cerca y en la calle de “García Diego” ya no soportan el hedor y los olores nauseabundos de un criadero de perros que al parecer tiene la protección o el disimulo de las autoridades estatales y municipales, pues a pesar de las constantes denuncias nada se hace para evitar la existencia de este lugar que evidentemente es un espacio para el maltrato animal.

 


Vecinos de esta importante arteria, manifestaron su abierta inconformidad al criadero de perros ubicado en el número 140 de la calle “García Diego”, pues aparte de los olores insoportables que despiden los animales, los ladridos de crías y de perros adultos, los residuos de excremento se tiran en la calle a pleno cielo abierto, lo que claramente pone en riesgo la salud de los habitantes del lugar.

 


Explicaron, que esporádicamente los propietarios de la casa ubicada en el domicilio señalado, realizan aparentemente labores de limpieza, sin embargo todo el excremento de los animales se queda impregnado en las calles y banquetas, al grado que al ingresar a sus domicilios “llevan compañía”, pues la materia fecal se impregna en los zapatos.

 


Señalaron, que han sido varias las llamadas que han realizado a las autoridades sanitarias y al área de ecología municipal, sin embargo quienes contestan salen siempre con evasivas y dicen que es necesario presentar una denuncia por escrito cuando resulta totalmente evidente el riesgo sanitario que existe en el lugar.

 


Dijeron finalmente, que si la Dirección de Ecología Municipal o la Unidad contra Riesgos Sanitarios no hace nada, harán extensiva su inconformidad ante el gobernador o con el propio Alcalde de la capital para que pongan remedio a este foco de infección.


Muchas veces las decisiones del Congreso del Estado, relacionadas estas con a posibles incrementos a impuestos o derechos que se proponen anualmente en las Leyes Municipales de Ingreso, responden más a intereses de carácter político individual o partidista que a un análisis serio y profundo sobre la necesidad de fortalecer a los Ayuntamientos que visto está, requieren de mayores ingresos para responder a una creciente demanda de mejora y de más servicios públicos municipales.

 


Lo anterior lo manifestó el investigador en temas municipalistas Fausto Everardo Barrios, quien sostuvo que la propuesta del Ayuntamiento de la capital de aumentar en un 10 % el impuesto predial en zonas de mayor plusvalía no es algo que esté fuera de lugar, pues justamente es en la zonas doradas donde habita la gente con mayores ingresos y que por lógica y compromiso ciudadano no deberían eludir su responsabilidad de pagar lo que corresponde.

 


Ejemplificó, que en la zona poniente de la ciudad, el Ayuntamiento de la capital propuso un incremento del 10 % a los valores catastrales. Curiosamente no es el grueso de los habitantes de este sector quienes se oponen a pagarlo sino unos cuantos, privilegiados, principalmente aquellos pudientes que tienen residencias que siempre han pagado una cantidad ridícula, si esto se compara con el valor de sus construcciones.
Agregó, que la población en general entiende que para tener mejores servicios, más seguridad, mejor alumbrado público, mejores calles o vialidades, es menester pagar impuestos y además a tiempo. “Lo que pasa es que algunos diputados politizan una propuesta e intentan aparentar que están del lado de la ciudadanía, cuando lo cierto es que lo único que buscan es notoriedad o justificar y presumir de que están cumpliendo con su chamba.”

 


Destacó que un porcentaje equilibrado de aumento al predial podría ser lo más razonable y justo, sin embargo, algunos diputados ignoran o fingen ignorar, y adoptan posturas intransigentes para favorecer, como siempre a los que más tienen, pues visto está que a quienes se deben o dicen representar no les preocupa.

 


Subrayó que la propuesta de muchos municipios de aumentar razonablemente el impuesto al predial, son en su mayoría planteamientos bien sustentados, ya que solamente con un ingreso directo, como lo es el predial, se podrá hacer frente a muchas de las necesidades que tiene la población. De otra manera será difícil responder a esa creciente demanda toda vez que los recursos federales y estatales se acotan cada vez más.

 

 


Everardo Barrios, dijo que así como el gobierno estatal pide la solidaridad de los diputados para que se apruebe su Ley de Ingresos y Egresos, los diputados debieran ser solidarios y mayormente responsables con los municipios que requieren de más recursos para atender y mejorar los servicios públicos a los que están obligados a otorgar.

 


Finalmente, señaló que la mayoría de los municipios potosinos esperan que los diputados sean congruentes cuando levanten su mano para votar por las Leyes Municipales de Ingresos, pues no se vale que en aras de un proyecto político personal o en un afán de negar que los municipios se consoliden económicamente se afecte a la población que legítimamente exige más obras y mejores servicios públicos, puntualizó.