Domingo, 22 de Enero 2017 6:10:05 am

Si en algo tuvo razón Peña Nieto es que los mexicanos están bien encabronados Destacado

Miércoles, 04 Enero 2017 18:24 Publicado por: 

Dubitativo, temeroso y ojeroso reapareció en sociedad el presidente Enrique Peña Nieto este 4 de enero. Por fortuna no fue un discurso largo ni tedioso, fue claro, preciso y puntual al intentar justificar el aumento a las gasolinas, pero para su desgracia no convenció.

 

 

No lo logró porque la inconformidad e irritación social es descomunal y sobrepasa cualquier excusa, coartada o defensa de una decisión que, según sus palabras, fue dolorosa pero necesaria porque de otra manera el costo hubiese sido mayor.

 

 

El presidente nunca dijo que pudo haber pasado en caso de no aumentar el precio de las gasolinas. Si lo hubiese explicado, con peritas y manzanas, a lo mejor los mexicanos habrían comprendido, pero no, no lo hizo, nunca mencionó cuales costos mayores  

 

 

Desde la óptica presidencial, el incremento a los combustibles tuvo dos causas: Una, “Ajustar los precios internacionales de las gasolinas” y la otra “para mantener estable nuestra economía”, no hacerlo, dijo, el efecto negativo para México habría sido mayúsculo, pero sin decir cuál o su tamaño real.

 

 

Corto como siempre en el sustento  de su discurso, y cada vez más titubeante, errático e impreciso en la improvisación cuando está frente a las cámaras, Peña Nieto no inculcó ánimo alguno porque nunca hizo un razonamiento seductor que persuadiera a los mexicanos del porqué del aumento.

 

 

El presidente que despertó en 2012 las esperanzas de millones de mexicanos para estar mejor que con los gobiernos del PAN, reconoció que en la sociedad existe coraje y descontento, pero tampoco fue capaz de pronunciar algo que diera certidumbre al país, solo se concretó a insistir en que el aumento a la gasolina no había sido resultado de la reforma energética o de su política hacendaria, sino de los mercados internacionales.

 

 

Es más, Peña Nieto casi dijo: “Por diosito santititito que yo no fui”, y solo le faltó decir que todo era obra y gracia de esos malditos, de todos esos desgraciados y caprichosos precios internacionales de las gasolinas.

 

 

Su gobierno únicamente anunció la deplorable o lastimosa medida, como si esas extravagantes y rarezas internacionales fuesen las culpables de todo, menos su gobierno y la punta de tecnócratas con los que mandata y que llevaron a este país al precipicio.

 

 

Por lo pronto el ya cumplió, ya salió a cuadro y ya dijo el porqué del incremento a la gasolina, si se entendió o no su mensaje ya no es  asunto ni problema de él, sino de la enciclopédica pendejez de los mexicanos que no entendemos o pasamos.

 

 

El silencio de unos y el ocultamiento en la aprobación a la Ley Federal de Ingresos quedará registrada para la historia. Hablar ahora de un replanteamiento a las medidas económicas impuestas, parece más bien oportunismo político y vedetismo puro de Senadores y Diputados; la puñalada asestada a los mexicanos consumada está y no hay para donde hacerse, ¿o sí? o,

 

 

¿Habrá en el país un solo liderazgo que encabece o encauce la inconformidad que el presidente de la República admite? ¿Existirá alguien con los tamaños y la estatura política suficiente para enfrentarse al aparato de Estado? ¿Qué pasa con el ‘independiente’ Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco de Nuevo León, o con el Peje Lagarto Andrés ManuelLópez Obrador? La verdad y hablando en plata pura ambos son pájaros nalgones, y no, un líder no lo hay.

 

 

Para ser honestos, solo algunas expresiones aisladas y minoritarias han alzado la voz en varias entidades del país para inconformarse por los aumentos a las gasolinas, pero de ahí en fuera nada ha pasado porque el grueso de los mexicanos simplemente perdimos desde hace más de 100 años la capacidad de indignación y, el coraje  con el que hoy  se atraganta y se atormenta la sociedad lamentablemente se tradujo en  resignación, y solo eso.

 

 

Caras largas y pucheros

 

 

Con el retorno de Luis Videgaray al ajedrez político-nacional se vieron rostros compungidos en la SEP de Aurelio Nuño, en la SEGOB de Osorio Chong y el la SHCP de José Antonio Meade. Y es que no es para menos, la reincorporación del ex Secretario de Hacienda y principal asesor de Enrique Peña Nieto, lo sitúa en franca posición de jugar por la candidatura del PRI a la presidencia de la República.

 

 

En el concierto político local, el anuncio de su regreso causó resquemor en más de dos que se dicen muy cuadernos de Meade Kuribeña que ya lo veían como el precandidato más firme y amarrado para la grande. Bien decían los viejos: “Las hacen pandas porque las montan tiernas" y porque además no tienen ni la más pu…ra y remota idea de cómo el sistema político mexicano es capaz de reproducirse cuando de  preservar su existencia  se trata.

 

 


En fin, para San Luis Potosí solo malas noticias. Aumentaron las gasolinas y todo se incrementó. La Ford anunció el retiro de su inversión y nos dejaron solitos chiflando en la loma. Y todo por empecinarse en poner todos los huevos en una sola canasta. Ya nada más nos falta que anuncien el embarazo de Rubí, porque si de distraernos se trata, no dudemos que nos salgan con esa mamada.

Valora este artículo
(4 votos)

Medios

350x350 banner finanzas 04
350x350 av. carranza
350X350 911 generico 05
CloseUp RedSL
CloseUp RedSl
banner interapas
 
Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Close Up al Minuto

: