Real de Catorce, Pátzcuaro y Cuetzalan invitan a conocer su magia cultural

10

En ocasiones anteriores hemos platicado de la denominación de “Pueblos Mágicos” y el esfuerzo que deben aplicar los habitantes y los mayordomos encargados de mantener la calidad de los servicios, la belleza de la arquitectura y el sabor de su gastronomía.

Ahora que México posee más de 50 Pueblos Mágicos, vale la pena escoger algunos para presumirlos y generar el antojo de recorrerlos en la primera oportunidad disponible.

REAL DE CATORCE, SAN LUIS POTOSÍ

Está ubicado en una de las zonas más altas del altiplano central, por lo que sus vistas son espectaculares. Está a unos 240 km. de la capital del estado y su recorrido incluye la visita a la Capilla de Guadalupe cuyo principal atractivo son los murales religiosos que resguarda al interior.

Otra estupenda construcción religiosa es el templo de la Purísima Concepción que guarda en su interior la imagen de San Francisco de Asís y de la Inmaculada Concepción. Además, elaborada de cantera rosa se levanta majestuosa su Plaza de Toros, construcción que data del s. XIX, y también de cantera rosa se encuentra el Palenque donde se realizan actualmente actividades artísticas y culturales.

Imperdible se debe visitar el Centro Cultural de Real de Catorce, academia de formación artística, cimentada en lo que fue la antigua Casa de Moneda. Finalmente, vale la pena contratar un paseo a caballo con guía para pasear por los alrededores y saborear la historia de este maravilloso pueblo norteño.

PÁTZCUARO, MICHOACÁN

Ubicado a solo 60 km., de Morelia, Pátzcuaro es uno de los Pueblos Mágicos más hermosos y conocidos de México adornado siempre con flores cuya producción es favorecida por el suelo volcánico en donde se asienta y donde ha desarrollado su historia con pasado colonial que generó la basta construcción de templos, conventos y fastuosas casas que se admiran en su bellísimo Centro. Una de sus maravillosas construcciones es el Antiguo Colegio de San Nicolás, de estilo barroco que data del s. XVI.

Actualmente alberga al Museo de Artes Populares. Otra joya de Pátzcuaro es la famosa Casa de los Once Patios, antiguo convento dominico donde actualmente se exhiben y se venden gran variedad de artesanías regionales y alberga los talleres mantas y lacas.

Templos que no se pueden dejar de visitar para terminar de absorber el ambiente de Pátzcuaro son el Sagrario y la Basílica de la Virgen de la Salud. Imposible dejar de navegar para visitar las siete Islas del Lago. La más importante de todas es la de Janitzio gran productora de pescado blanco.

Sus habitantes han conservado su lengua purépecha, sus costumbres y la velación de sus muertos, ceremonia que enamora a los visitantes que arriban de todo el mundo. Finalmente, la artesanía de Pátzcuaro incluye plata, cobre, ollas, joyería, muebles y guitarras.

CUETZALAN, PUEBLA

Enclavado en la Sierra Madre Oriental, a 180 km., de la ciudad de Puebla, se encuentra el hermosísimo Pueblo Mágico de Cuetzalan. Frecuentemente cubierto de neblina, este pueblo tiene una vista privilegiada que permite al visitante observar a su alrededor, montañas, barrancas y ríos, así como respirar el exquisito aroma de café que se produce en sus inmediaciones.

Su población, predominantemente indígena, presume sus artesanías que se venden o se intercambian en el bien conocido Mercado Popular que se efectúa los domingos con la asistencia de propios y de mercaderes de pueblos y comunidades aledañas.

Vale la pena admirar la Parroquia de San Francisco de Asís de estilo renacentista construida en el s. XVII y remodelada a principios del s. XX además, el Santuario de Guadalupe (mejor conocido como la “Iglesia de los Jarritos”) de estilo neoclásico destaca porque su torre se ven engalanada por pequeños jarros de barro.

Los sábados por la tarde se puede disfrutar del espectáculo de los “Voladores”. A solo 7 km., se encuentra la histórica zona arqueológica de Yohualichan y se pueden contratar en el Centro de Cuetzalan recorridos a los ríos, cuevas y excursiones de aventura.