Muestran otra cara del futbol en documental

8

Un equipo que fracasa no una sino dos o tres veces. Jugadores que además son padres de familia o provienen de una situación humilde.

Más que hablar de futbol Chivas, la película es una historia de personas, comentan los directores Iván López-Barba y Rubén Bañuelos.

“Chivas, al ser el único equipo que juega con mexicanos, es un espejo de la sociedad”, considera Iván López-Barba.

“Nos dimos cuenta que, si contábamos la historia de ese equipo, contaríamos un pedazo de la historia del país, fue ahí que decidimos hacer una película de personajes”, comenta.

Chivas, la película muestra lo que pasa más allá del campo de futbol: en los entrenamientos, dentro de los vestidores y en la vida cotidiana de jugadores como Carlos Salcido, Jesús Sánchez y el que fuera su entrenador de 2015 a 2018, Matías Almeyda.

El documental se estrenó el viernes en salas de cine.

“Elegimos historias muy representativas de distintos perfiles: está el padre de familia, el que si no hubiera sido por el futbol seguramente estaría ejecutado”, explica en entrevista Iván López-Barba.

Para los cineastas arrancar con este proyecto, que les tomó más de un año de grabación, tuvo algunas dificultades como ganarse la confianza del equipo para que los dejaran conocerlos más a fondo. La desconfianza, explican, tenía que ver con la relación de los futbolistas con los medios.

“La primera etapa era la indiferencia. Ellos veían cámaras y están acostumbrados a que la relación con ellos era no honesta. Tuvimos que vivir un proceso para que entendieran que la cámara de cine contaba otras cosas y que tenía otros objetivos”, comenta Bañuelos.

“(Para) entrar a lugares donde nadie había entrado y sólo estaban jugadores y entrenadores teníamos que hacer escondites, nos decían ‘bueno, entren pero no los queremos ver'”.

El filme es producido por Amaury Vergara Zataráin, hijo de Jorge Vergara, actual dueño del Club Deportivo Guadalajara.

Los cineastas explican que el documental busca ver al futbol como un arma de transformación para que el público pueda tener, a través de sus ídolos, un mensaje de lo que puede hacer para cumplir sus metas. De acuerdo con los artistas el objetivo es que no solamente gente de futbol se acerque a conocerlo.

“Queríamos mostrar este camino, las partes buenas y malas. Es una historia que te recuerda que todos tenemos un sueño y lo que implica llegar a él”, apunta López-Barba.

“Esa esencia que no tiene que ver con el futbol es lo que tomamos nosotros. Darse cuenta que esos jugadores que la gente tiene en un pedestal, que sólo patean balones y corren, son seres humanos que tienen familia, checan en su trabajo, tienen problemas”, añade Bañuelos.