Luto en el corrido

13

El mundo de la música en México vivió un nuevo asesinato. La tarde del 13 de agosto fue ultimado Roberto Domínguez Trejo, vocalista de la banda Los Hijos del Cártel, en Tijuana, Baja California.

Domínguez Trejo, de 25 años de edad, fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando se encontraba con su familia, a bordo de su vehículo. Esperaban cargar combustible en una gasolinera de la ciudad de Tijuana, Baja California, cuando un hombre llegó en un vehículo Camaro color negro y sin mediar palabra, le disparó, para posteriormente darse a la fuga. A esta muerte se le une el asesinato de Luis Mendoza, vocalista de la agrupación Los Ronaldos. Un comando armado disparó el pasado sábado en Ciudad Obregón, Sonora, más de 100 ocasiones contra la camioneta en la que viajaba con su representante. En esa misma ciudad también fue amenazado de muerte por medio de narcomantas, el cantante Alfredo Oliva, quien ha salvado su vida de dos atentados. En reiteradas ocasiones el cantante ha negado tener nexos con algún cártel.

En 2013 en el municipio de Hidalgo, en Nuevo León, los 18 integrantes de Kombo Kolombia fueron “levantados” y privados de la vida, tras una presentación privada de más de dos horas para Los Zetas.