“Lo mejor que hice fue abusar de mí mismo cuan­do era más joven: incursio­né en todo, cocaína, alcohol, mujeres y ahora ya no tengo que hacerlo”, expresó el actor inglés. Nacido un 13 de junio de 1943 bajo el nombre de Mal­colm John Taylor –el apellido artístico lo tomó de su madre debido a que ya existía en el Reino Unido un actor llama­do Malcolm Taylor– el actor mostró su interés por la in­terpretación desde pequeño, justo cuando vio que la escue­la y él no eran aliados y menos cuando recibía religiosamen­te de sus profesores algunos golpes con varas debido a su mal comportamiento. Fue a finales de la déca­da de los 60 del siglo pasado que el director Lindsay An­derson lo casteó para la cinta If…. donde interpretó a un es­tudiante rebelde, que los di­rectores quedaron rendidos ante ese joven de ojos azu­les que era capaz de ejecutar actuaciones memorables cuando de tipos duros, rebel­des o violentos se trataba. “Supongo que soy princi­palmente conocido por eso, pero de hecho eso sería sólo la mitad de mi carrera si tu­viera que mencionar todo lo que he hecho. Los villanos que interpreto, siempre pienso que son personas maravillo­sas, maravillosas y con inte­lectos enormes, con los que es muy emocionan­te pasar la noche. Nunca los veo como gente mala”, decla­ró el actor, quien siempre ha dicho admirar el traba­jo del actor Jimmy Cagney cuando se pone en la piel de los villanos. Con un total de 260 pro­yectos realizados tanto en cine como en televisión du­rante 54 años de carrera, Mc­Dowell ha sido bautizado por algunas publicaciones como el “Rey del punk” debido al trabajo que realizó en La na­ranja mecánica, cinta que fue nominada a cuatro Premios Oscar y en la que trabajó bajo la batuta del finado Stanley Kubrick. “Probablemente uno de los cinco mejores directores que jamás haya existido”, comentó el actor ante la opinión que te­nía de Kubrick, realizador que le dio uno de los papeles más emblemáticos de su carrera y que de hecho está listado como una de las mejores actua­ciones dentro de la historia del cine.

6

Un juez brasileño suspendió de manera cautelar el bloqueo de 2,8 millones de reales (unos 750 mil dólares) en cuentas de la cantante Anitta, impuesto la semana pasada en el marco de un proceso abierto por su exagente, informaron hoy fuentes oficiales.

El magistrado Adolpho Andrade Mello, de la Cámara Civil 9 del Tribunal de Justicia de Río de Janeiro, acogió parcialmente el pedido de los abogados de la artista y suspendió el embargo, una decisión que tendrá que ser confirmada en el juicio del mérito del recurso, aún en desarrollo

El caso se refiere a una denuncia interpuesta por su exagente Kamilla Fialho, quien acusa a Anitta de no pagar el valor estipulado por haber rescindido en 2014 el contrato de representación que le mantenía vinculada a la compañía K2L.

En este sentido, la jueza Flavia Viveiros de Castro, de la Corte Civil 6 de Barra da Tijuca, en Río, determinó el pasado 4 de junio el embargo del citado monto, hoy derrumbado.

El magistrado Andrade Mello entendió en un primer análisis que su colega de primera instancia no pudo haber tomado esa decisión ya que aún está en trámite una de las dos “acciones de sospecha” contra ella, ambas presentadas por la cantante para apartarla de la causa.

El primero de ellos ya fue rechazado a finales de mayo por la Cámara Civil 9 de Río, pero el segundo aún está en fase de instrucción procesal.

Anitta, de 25 años, es una de las cantantes más exitosas del panorama pop y reguetonero brasileño y ha alcanzado una gran notoriedad en Latinoamérica al grabar canciones con los célebres colombianos J. Balvin y Maluma, entre otros.