Las regaderas esconden un organismo potencialmente peligroso para la salud

8

Una mayor concentración de micobacterias se detectó en las regaderas metálicas.

La cabeza de las regaderas alberga micobacterias no tuberculosas ligadas a una infección pulmonar, según informa un estudio de la revista mBio donde se recolectaron muestras de más de 656 hogares en Estados Unidos y 13 países europeos.

Dichas bacterias varían según la ubicación geográfica, la composición química del agua y la fuente del líquido vital, aunque son más abundantes en las regaderas que reciben agua del sistema de abastecimiento municipal en comparación con las que recibían agua de pozos, además de que una mayor concentración de micobacterias se detectó en las regaderas metálicas que en las de plástico.

“Hay un mundo microbiano fascinante que prospera en su regadera y usted puede estar expuesto cada vez que se baña. Las acciones, desde los tipos de sistemas de tratamiento de agua que usamos hasta los materiales en nuestras tuberías, pueden cambiar la composición de esas comunidades bacterianas”, explicó Noah Fierer, coautor del estudio.