Lars von Trier habla sobre su polémico regreso a Cannes

6

CANNES.

El director de cine danés Lars von Trier quisiera señalar que su expulsión del Festival de Cine de Cannes, donde fue declarado “persona non grata” tras hacer comentarios de empatía con los Nazis, no ha sido aplicada a otras personas.

“¿Qué hay con Harvey?”, preguntó el cineasta de 62 años en una entrevista aludiendo al antiguo invitado regular en Cannes, Harvey Weinstein, a quien el festival sí condenó bastante.

¿Lo que he hecho es mucho peor? Yo quedé atrapado en un chiste”.
Hace siete años cuando von Trier estrenó Melancholia en Cannes, le preguntaron en una conferencia de prensa sobre su descubrimiento de sus raíces alemanas además de sus raíces judías. Mientras una mortificada Kirsten Dunst lo veía con horror, von Trier dijo “entiendo a Hitler” y “soy un Nazi”.

La crítica destroza su película de asesinatos
Siete años después, von Trier ha regresado a Cannes después de que el festival consideró que su castigo había sido suficiente. Pero no regresó discreto y arrepentido. En vez de eso detonó una bomba con The House That Jack Built, un drama de dos horas y media sobre un asesino en serie suficientemente perturbador como para hacer a decenas de personas abandonar la sala en su estreno.

Algunos críticos la calificaron como la película de von Trier por antonomasia sobre la naturaleza del arte y el alcance de la empatía. Otros dijeron que la película que muestra escenas del asesinato de un niño, mutilaciones femeninas y pilas de cadáveres, es “repulsiva” e “irremediablemente desagradable”.