¿Gwen Stefani es la culpable de que Trump sea presidente?

7

¿Hay algún culpable de que a Trump se le haya ocurrido la idea de ser presidente? Michael Moore, creador de documentales como Frenheith 9/11, Bowling for Columbine y Sicko, cree que sí y tiene una “teoría” que respalda su acusación.

Durante años, Moore ha estado realizando documentales en los que habla sobre todo lo que está mal con su país en temas sociales y políticos, y aunque la mayoría de las veces lo que dice tiene mucho sentido, esta vez lanzó una teoría descabellada/absurda que intenta explicar quién está detrás de los sueños de presidencia de Trump, y la verdad es que no muchos van a estar convencidos.

No hay nadie que le pueda decir a Trump qué hacer, él dice y hace exactamente lo que quiere, cuando quiere y porque quiere y no se detiene a pensar en las consecuencias, o en si va a ofender a alguien en el proceso, pero Moore cree, como le contó a The Hollywood Reporter, que todo eso de ser presidente no se le ocurrió exactamente solo, Gwen Stefanilo impulsó a perseguir una carrera política.

Sí, la misma Gwen Stefani que solía formar parte de No Doubt y que ahora es novia de la persona más opuesta a ella que existe, Blake Shelton.

Gwen no fue por ahí jugando a “Inception” con Trump y dejándole mensajes políticos subliminales, según Moore, cuando Trump se dio cuenta de que el sueldo de Stefani por su trabajo en The Voice era mucho mayor que el de él en The Apprentice, Trump creó una campaña para ganar popularidad, lo que lo llevó a hacer sus comentarios sobre cómo México enviaba “criminales y violadores” a su país, y al darse cuenta de que millones de personas lo apoyaban, no le quedó de otra más que seguir con el juego y ver qué pasaba, y así terminó ganando.

En su teoría, Moore dice: “Trump había estado hablando de postularse a la presidencia desde 1988, pero realmente no quería ser presidente. No hay penthouse en la Casa Blanca. Y no quiere vivir en una ciudad negra. Estaba tratando de enfrentar a NBC contra otra cadena, pero simplemente se salió de los rieles. Después de la acusación de Trump de que México estaba enviando violadores al otro lado de la frontera, NBC cortó las relaciones con él. Pero Trump, de repente se encontró alentado por la multitud masiva y los medios de comunicación indulgentes, pensó ¿por qué no hacer una carrera seria para la oficina más alta de la Tierra?”.

Si Gwen no hubiera ganado más que él, Moore cree que Trump nunca se hubiera lanzado, seguiría hablando de la presidencia, sí, pero nunca en serio.

La teoría es bastante loca, Gwen Stefani probablemente ni siquiera está al tanto de que existe y seguramente no votó por Trump, además, todos sabemos que tarde o temprano Donald iba a hacer algo así y eso no es culpa de nadie más que de él.

Detrás de Trump solo está Trump (si pudiera, su gabinete estaría compuesto por un ejército de clones) y pensar que sus ideas son el resultado de lo que pasa con otras personas significa que realmente le importa lo que hagan los demás, y todos sabemos que eso solo es verdad cuando alguien se atreve a hablar mal de él, y Gwen no ha dicho nada.