Cristian Castro baja peso con la dieta de “la suegra”

46

El Pollito Feliz no llega puntual al Festival de la Cantera, ojalá que a su boda sí

Todo estaba “fríamente calculado” para llegar a tiempo a la rueda de prensa con Cristian Castro, cuando los organizadores informan que siempre no iba a hacer a la siete y cuarto de la noche, que más bien sería hasta después de su presentación en la Plaza Fundadores. La verdad, es que eso no se vale primero nos dicen una cosa y luego otra.

Por lo tanto… mejor platiquemos aquí en la banqueta, algo que ya casi todo mundo sabe, que el famosos Pollito Feliz se casa al civil el próximo 27 de mayo con su novia Carol Victoria Urbán, de quien dijo: “No está descansa”, o sea que esta linda chica sí tiene billelle.

La boda religiosa será hasta febrero de 2018 pues la Basílica de Guadalupe no tenía espacio el 4 de noviembre, que es la fecha que inicialmente quería la pareja. ¿por qué?. No sé, pero eso es lo que se sabe.

Hasta el momento se desconocen más detalles sobre la boda del cantante y la feliz novia.

Pero mientras llega esa fecha, Cristian Castro continúa cumpliendo con sus presentaciones para después dedicarle tiempo a los preparativos de su boda al lado de Carol Vitoria quien tiene 28 años de edad y es violinista.

Cabe hacer mención que Cristian ha contraído matrimonio en dos ocasiones, la primera vez, con la paraguaya Gabriela Bo, mientras que la segunda fue con la argentina Valeria Liberman. Esperemos que ésta sea la vencida.

El cantante de balada romántica y pop Cristian Castro comentó en una entrevista con XEW que se considera un hombre de buen comer, aunque planteó que de subir de peso de manera súbita seguiría aplicando la dieta que más le ha dado resultado: “la dieta de la suegra”, refiriéndose a la presión por el anuncio de su próxima boda con su hija.

El cantante reiteró que se casará hasta el otro año aunque no dijo dónde ni a qué hora, pero confirmó que su aspecto delgado es por la “dieta de la suegra”, al tiempo de agradecer que lo vean en esa condición. “La verdad no estoy haciendo gran cosa, estoy durmiendo bien, comiendo balanceado, pero hemos

tratado de comer a la hora, sigo comiendo bastante, chocolates, galletas, pan, tomo leche y huevos, y ojalá agarre menos panza”, dijo.

Castro abundó que llegó a “una época en que estaba más inflado pero empecé a desinflarme. La verdad es que no me preocupa el peso y si me vuelvo a inflar, como dice mucha gente, no hay que preocuparse por el aspecto, pero sí por cantar bien. “Y bueno, si por el peso no canto bien, entonces hago ejercicio como nadar y luchar con mi suegra y eso es bastante ejercicio y estresante, lo que me hace bajar bastante”, bromeó. Indicó que el disco es importante en su vida musical tanto como los fans, que esperaban un disco de estudio. “Ya saqué el disco de El príncipe y luego el Primera Fila y ahora es un disco con temas inéditas y eso es atractivo”.

Por otra parte, comentó: “En agosto haré una gira en Texas y luego en Monterrey; el 23 de septiembre en Querétaro. Ese mismo mes en Puebla y en octubre y noviembre visitará varios países del Sur de América. En tanto el 2 diciembre irá a Guadalajara y cerrará 2017 el 9 de diciembre en el Auditorio Nacional.

Subrayó que tanto en conciertos internacionales como en el país su entrega es total. “Respondo de frente a mi público y si es en México siento mucho más emoción porque soy mexicano y mucho más cuando llevo mariachi, porque en el extranjero me demuestran mucho amor, lo que me hace sentirme orgulloso de mi cultura y de mi nación”, señaló.