Chayanne cumple 50 años… ¡aunque usted no lo crea!

13

SAN JUAN.

El puertorriqueño Chayanne, aclamado en todo el mundo por temas como Provócame, Dejaría todo, Salomé o su más reciente éxito de género urbano, Choka Choka, junto a Ozuna, cumple 50 años con la misma desbordante vitalidad con la que empezó en la música hace cuatro décadas.

Tantos años cumple como millones de discos ha vendido este artista de encantadora sonrisa y cadenciosos bailes, especializado en baladas románticas y ritmos latinos, algo que el artista siempre ha llevado a gala.

El amor es lo que nos mueve; aunque para algunos es cursi, todavía yo sigo mandando flores”, dijo hace cuatro años el artista en una conferencia de prensa en México en la que también reveló que su secreto para mantener su vitalidad es pensar en positivo, hacer ejercicio y comer sano.
Sencillo y familiar, está casado desde 1992 con la abogada venezolana Marilisa Maronesse, con la que tiene dos hijos, y considera que su éxito se debe precisamente al equilibrio entre su carrera musical y su vida familiar.

Y lo dice un cantante que lleva desde los 10 años trabajando sin parar. Primero en el grupo Los Chicos —que tuvo mucho éxito en Puerto Rico, Centroamérica y México— y a partir de los 17 en solitario, combinando la música con la interpretación, principalmente en telenovelas, pero también en el cine.

Una vocación artística precoz que llevó a su madre a apodarle Chayanne por el protagonista de una popular serie de los años cincuenta, Cheyenne.

Tanto caló el nombre que ya pocos se acuerdan de que en realidad fue bautizado como Elmer Figueroa Arce cuando nació en 1968 en San Lorenzo, un municipio de la zona oriental-central de la isla.

Como Chayanne comenzó con Los Chicos y su primer disco en solitario, lanzado en 1983, se tituló Chayanne es mi nombre, con el que ya dejó claro el estilo romántico y de baile que caracterizaría su carrera.

Su éxito le llevó a debutar como actor en la telenovela mexicana Pobre juventud, a la que siguió Tormento, donde coincidió con el colombiano Carlos Vives.

Esa sería la constante de su carrera, los viajes de ida y vuelta entre la música y la actuación, aunque su éxito internacional lo obtuvo como cantante.