Cancelan show por ser ‘satánico’

7

El ayuntamiento regiomontano, que encabeza el alcalde Adrián de la Garza, no autorizó la realización del concierto de la banda sueca Marduk, que ayer se llevaría a cabo en el Café Iguana, ante las protestas que en redes sociales hicieron circular grupos de católicos y evangélicos, bajo el argumento de que los mensajes de las letras de sus canciones son blasfemos y satánicos.

Ángel Méndez, gerente del Café Iguana donde se presentaría el grupo, señaló que sienten vergüenza e impotencia por esta decisión donde el ayuntamiento de Monterrey se pliega a la voluntad de los grupos religiosos.

Apenas el jueves por conducto del coordinador de Espectáculos, Jesús Alejandro Chapa Moreno, se les notificó la negativa, pero sólo de manera verbal, sin una argumentación por escrito.

La medida, que se realizó, según supuso, por las presiones de los grupos católicos y evangélicos, representó una pérdida económica de cien mil pesos para la empresa Chamuco, promotora del concierto, que ya había pagado esa cantidad a Marduk. Los músicos ya habían llegado al país para su presentación.

Ahora se tendrá que regresar el costo de los boletos que habían pagado más de 200 personas, sin considerar que el mero día del evento mucha gente compra sus entradas. Yo pensaba que el gobierno era laico, el único argumento que nos dieron fue “no hay permiso”, expuso Méndez.

Agregó que tal vez el gobierno municipal actuó así no sólo por las presiones de los grupos religiosos, sino porque no quieren más problemas, ante el derrumbe de un centro comercial donde hubo al menos siete muertos, pues la gente ha criticado que la constructora responsable del proyecto trabajó durante once meses sin permiso y sin que la autoridad municipal se percatara de las violaciones a la ley.

En tanto, el pastor evangelista Servando Suaste, expresó: “Es una bendición que este tipo de música no sea permitida en nuestra sociedad”. Reconoció que los grupos evangélicos y católicos no presentaron solicitud formal para la cancelación del concierto, pero agradeció que la autoridad municipal les avisara sobre la suspensión el viernes.

“Hoy (ayer) nos notificaron y no pregunté los motivos (para la cancelación). Lo importante para nuestra sociedad es que no se le aliente a lo malo por medio de esa música y sus letras blasfemas. No estoy en contra de que ellos obtengan una ganancias por sus talentos para mantener a sus familias, sin embargo nuestra sociedad necesita más música positiva no negativa”, declaró Suaste.

El 25 de septiembre a través de la plataforma change.org, el grupo Familias Cristianas, lanzó la petición “No queremos a Marduk en Monterrey”, que hasta la noche del viernes había recibido más de 65 mil firmas de apoyo.

“Este mensaje es para todos los mexicanos católicos y cristianos que sabemos que las batallas contra Satanás se ganan orando; pero la oración debe ser reforzada con actos, por lo que pido que firmes la petición, para que juntos impidamos que este grupo de rock heavy metal de nombre Marduk venga a blasfemar e insultar a Dios en nuestra propia casa (México)”.

La petición clamaba: “No podemos permanecer indiferentes, porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas”.

Marduk en sus canciones maldice, blasfema y profana a Dios y a la Biblia. Las letras de sus canciones, afirmaban, son de contenido claramente de adoración satánica, y son blasfemias que atentan contra la fe católica cristiana y los valores morales.