Así se vivió el Dorado World Tour de Shakira en México

11

Tras siete años sin pisar escenarios mexicanos, Shakira actuó la noche del jueves en un multitudinario concierto en Ciudad de México en el que hizo vibrar al público con sus temas más recientes, pero también recordando auténticos clásicos de la colombiana como “Hips don’t lie” (Las caderas no mienten).

Ni el retraso en el inicio del espectáculo ni la incesante tormenta pudieron apaciguar el desenfreno de las más de 50.000 personas concentradas en el inmenso Estadio Azteca de la capital mexicana, que se convirtió en un karaoke gigante.

“¡México, cuánto tiempo!”, exclamó Shakira ante un público que la esperaba ansioso desde su última gira mundial, en 2011. Por si no fuera suficiente, la cantante deleitó sus oídos al confesar “orgullo” por iniciar en este país el recorrido latinoamericano de “El Dorado Tour”, con el que ya ha visitado Europa.

/media/top5/81011333JPG.JPG

Agradeció también a sus seguidores mexicanos “haber estado allí en los momentos difíciles”, recordando así la hemorragia en las cuerdas vocales que sufrió en noviembre pasado y que podría haber acabado con la carrera de la diva del pop latinoamericano que mejor se ha adaptado a la moda de los ritmos urbanos.

No hubo ni rastro de su dolencia en un espectáculo que arrancó por todo lo alto con bengalas, lluvia de confeti, juegos de luces y dos enormes pantallas que reprodujeron con fotografías la vida de esta cantante nacida en Barranquilla hace 41 años.

Su chorro de voz irrumpió con su clásico “Estoy aquí”, versionada con ritmos electrónicos, que hizo arrancar el baile de un público intergeneracional totalmente desatado.

Seguidamente, la colombiana interpretó con un look rockero el reciente éxito “Perro fiel”, de su noveno y más reciente álbum, “El Dorado” (2017), para luego regresar a un clásico de principios de los 2000 como lo es “Underneath your clothes”.

/media/top5/EUMI20181011547916JPG.JPG

Y es que todo el concierto estuvo plagado de guiños hacia los más nostálgicos que no olvidan los inicios de Shakira, a mitad de los años 90. E incluso la artista se permitió el lujo de bromear con ello: “Esta canción tiene muchos años. A ver si me acuerdo”.

El entregado público mexicano estaba allí para pasar un buen rato y la colombiana, una auténtica dueña del escenario, lo sabía muy bien, por lo que se propuso interactuar al máximo con la gente.

Así pues, la letra de “Me enamoré” se proyectó en una pantalla gigante para que los asistentes jugaran unos segundos a ser Shakira, quien posteriormente los invitó a corear “Chantaje” hasta hacerlos ulular al son de “Loba”.