Andrea García López, directora de Protrash

4

Trabajamos en comunidades vulnerables en donde implementamos un programa de educación ambiental.

 

Básicamente consiste en que nosotros le explicamos a la gente cómo reciclar y todos los beneficios que tiene, tanto económicos, que puede tener para las familias, como ambientales y de calidad de vida.

 

¿Cuál es el objetivo?

 

Esto es una iniciativa que va con dos motivaciones muy fuertes: una, es el mejorar la calidad de vida de los mexicanos por medio de algo que todos podríamos hacer y que pocos estamos haciendo, que es reciclar, y la otra parte pues obviamente reducir la acumulación de residuos que tenemos en muchas zonas periurbanas y que la realidad es que cada vez aumenta más.

 

¿Cómo surgió el proyecto?

 

Nació en un salón de clases: soy arquitecta de profesión y en mis últimos años de la carrera me especialicé en el área de urbanismo y para mí era muy importante el estudio de la calidad de vida de las personas. Nosotros ya llevábamos cierto tiempo estudiando este aspecto y entonces decidimos hacer un proyecto conforme al reciclaje. Nació de un concurso a nivel internacional y nos empezamos a meter en temas de investigación y de pilotaje, en donde empezamos a visitar comunidades.

¿Cuál fue su diagnóstico?

 

Ya que empezamos a investigar mucho más enfocado en el área del reciclaje, me impresioné del gran problema que tenemos en México: solamente se recicla el 10 por ciento aproximadamente de los materiales reciclables que producimos.

¿Por qué la gente no recicla?

Una de las cosas que siempre escuchamos desde que empezamos a trabajar es: “Yo lo separaba en mi casa, pero después lo revolvían todo en el camión, entonces lo dejé de separar”. La gente tendría que conocer mucho más el proceso completo de qué pasa con sus residuos para entender que el que tú lo separes en casa sí tiene una gran implicación en el proceso que lleva después. El hecho de que una botella de pet esté completamente aislada de materiales orgánicos, de exposición al sol, de tierra, realmente hace que sea mucho más fácil reciclarla y reutilizarla para hacer otro producto después. Pero la gente no tiene ese contexto y entonces pues es muy fácil decir “ya no la separo porque la revuelven después”.

 

¿Cómo convencen a la gente de que recicle?

 

Nos dimos cuenta que mucha gente ya tenía la cultura del reciclaje, sobre todo por sacar un recurso económico a través de sus materiales. No se tenía la información completa para hacer una separación al 100 por ciento, solamente aprovechaban de lo que podían sacar algo. Empezamos a analizar qué implicaba el hecho de que una familia aprovechara estos materiales que se producen en casa todos los días y que normalmente los tiras a la basura. ¿Qué pasaría si pudieras generar un ingreso extra a partir de esto, sobre todo en una cuestión de vulnerabilidad? Y decidimos empezar a pagar los materiales en una tarjeta de vales de despensa.

 

¿Cómo aseguran que no haya trampa?

 

Empezamos a desarrollar un sistema más confiable que termina siendo una báscula que se conecta por medio de bluetooth a un dispositivo. No hay manera de cambiar la información que entra en la báscula a lo que se registra en él, entonces así tenemos una transacción 100 por ciento transparente. El sistema nos da el total de kilogramos y de pesos que se le va a depositar a la persona en la tarjeta de vales de despensa. Así también nos aseguramos que las familias realmente utilicen este dinero para mejorar la calidad de vida de su familia y no para comprar cualquier otra cosa.

 

¿Qué resultados han obtenido?

 

Nos ha ayudado a que la gente tenga otra visión: no es el hecho de que estoy reciclando por tener un intercambio económico, sino porque estoy haciendo un bien a mi comunidad, al medio ambiente, y además estoy ayudando a mejorar mi calidad de vida, que al final es el fin de esto.

 

¿Qué opinas del cuidado del medio ambiente en México?

 

Es un tema súper importante. A mí me da mucha risa que veo a mucha gente que está muy preocupada por el medio ambiente y lo único que hacen es compartir videos en Facebook, pero realmente en su vida diaria no tienen hábitos para tener un cuidado correcto del medio ambiente y poder aportar nuestro granito de arena para que se empiece a reciclar mucho más en México, que realmente logremos aprovechar todos los residuos. Son muchos temas: no cuidado del agua, de nuestra fauna, nuestra flora.

 

¿Qué es lo que puede hacer la gente?

 

Específicamente en el tema de residuos siempre digo que a la gente realmente nunca no le importa qué pasa con su basura una vez que la sacan de su hogar, es muy fácil poner tu basura en la puerta de tu casa y ya, te desentiendes. Es importante hacernos responsables de nuestros propios residuos desde casa y que realmente vayan con una separación correcta para poder aprovecharlos al máximo.

 

¿Qué te ha dejado Protrash?

 

Me enseñó que los problemas siempre los puedes ver como una oportunidad. Esto es lo que intentamos transmitirle a la gente: del problema que tú tienes en tu comunidad puedes ser el primer granito de arena para resolverlo. Cuando una persona empieza, las demás

comienzan a ver cuáles son las consecuencias y los beneficios de ello y entonces se suman.

 

¿Qué mensaje le das a quienes no reciclan?

 

Todos producimos basura todos los días y es súper importante tomar la responsabilidad de nuestros propios residuos. Es muy fácil quejarnos, ¿[pero] qué puedes hacer tú para resolverlo? Los mexicanos tenemos un poco ese problema: nos quejamos mucho y hacemos poco.