Al Pacino recuerda que no lo querían de ‘padrino’

16

NUEVA YORK.

Festejando nada menos que 45 años desde el estreno de la película El Padrino, después de proyectar las dos primeras versiones en una maratón de siete horas —gracias al Festival Tribeca y la organización de Robert De Niro—, Al Pacino se sentó debajo del retrato de Marlon Brando, en el Teatro Radio City de Nueva York, para recordar los momentos más inolvidables de un cine que le cambió la vida.

“Es una historia larga, pero con Francis (Ford Coppola) nos empezamos a conocer en San Francisco, porque él me quería para otro rol. Yo estaba sentado al lado de una mesa de pool con Spielberg y George Lucas, cuando ellos recién empezaban y ni siquiera habían filmado ninguna película.

“Francis había escrito el guión de una película hermosa, Patton. Es muy buen director, pero también escribe muy bien. Quería filmar conmigo esta película sobre un profesor que se enamora de una de sus estudiantes. Era hermosa”, recordó Al Pacino.
La cinta fue rechazada. Sin embargo, actor y director trabajarían juntos poco tiempo después. Al año siguiente, el teléfono de Al Pacino sonó y era Francis Ford Coppola.

“Me impresionó que llamara, había pasado mucho tiempo y mi vida también estaba en un lugar extraño, pero le agradecí la llamada con un ‘Francis, que bueno escucharte, ¿cómo estás?’. Me dijo: ‘Muy bien. Escucha: quiero que sepas que voy a hacer El Padrino.’ Me pareció una locura, porque era uno de los más grandes libros, una película enorme y pensé que iba a ser muy difícil para Hollywood.

“Me pareció muy extraño, pero igual le dije bromeando: ‘Eso es bueno Francis’. Me dijo que estaba pensando en usarme como Michael Corleone. Pensé que estaba loco. Le pedí que me dejara pensarlo por un segundo. Se me ocurrió que el buen rol era el del otro hermano, Sonny. Era la parte que yo quería. Podía hacer lo que terminó haciendo Jimmy (James Caan).

“Con el teléfono en la mano pensé: ‘No creo que pueda hacer Michael’, pero no se lo dije. Cortamos y pensé: ‘Esto es un sueño o una broma’, pero fue todo muy real”, relató.