Un éxito la presentación de El Salvaje, de Guillermo Arriaga en la 42 FNL 2017

5
El patio de la Autonomía del Edificio Central de la UASLP lució un lleno total, como parte de la programación de la edición 42 de la Feria Nacional del Libro, donde se presentó el escritor, director y guionista Guillermo Arriaga, con su obra El salvaje.
En entrevista previa, el autor contó que tardó cinco años en concluir este libro, que representa una buena parte de sus vivencias, comentó que la trama de la historia se desarrolla en los años 60 y 70’s; en donde desafortunadamente los problemas que se sufrían en esa época, se han arrastrado hasta estos tiempos, pues la corrupción, la impunidad y la injusta distribución de la justicia, son asuntos que están presentes.
Con un look un tanto desenfadado, el guionista de la película Amores Perros, planteo a los periodistas potosinos que su novela tiene el objetivo de contar una historia lo mejor posible y que no tiene ninguna otra intención.
Aseguró que cada obra que crea va determinada por un ritmo y una longitud a lo largo de lo que está escribiendo, destacó que en un principio él, no sabía de cuantas páginas iba a salir el libro, pues en un principio fueron mil 200 hojas las que quedaron escritas, pero posteriormente se dio a la tarea de reescribir los textos y hacerlos más ágiles.
El autor dijo que se considera un escritor que respeta mucho a los lectores, por ello desea que estos, reciban un trabajo lo más riguroso posible y de calidad.
Ante la pregunta expresa de ¿Qué se debe hacer para acercar a los jóvenes a la lectura? el guionista y director, contó que hace algunos años le pidieron que acudiera a hablar de lectura y literatura en la escuela de uno de sus hijos, y lo primero que hizo cuando llegó fue ponerse muy solemne y decirle a los maestros que salieran del grupo, posteriormente definió lo que es para él la lectura y les lanzó a los jóvenes algunos de los títulos que no deberían leer porque no les agradaría a sus padres que lo hicieran.
Con una sonrisa en sus labios, Arriaga comenta con satisfacción, que hoy sabe que todos los títulos que en esa ocasión no recomendó, fueron leídos por la gran mayoría de los jóvenes, por ello, hoy asegura que en la lectura los convencionalismos no tienen cabida, por lo que hay que despertar la curiosidad del lector.
Recomendó a los padres que cuenten historias a sus hijos cuando son pequeños, que les lean por la noche o en determinada hora del día, pues apuntó que sólo de esa manera se puede difundir y propiciar que los jóvenes lean y se interesen por los libros.
Para concluir, aseguró que siempre preferirá un libro en papel que un libro digital, pues el papel o físico lo puedes transportar, ponerlo bajo el brazo sin que se maltrate, sin embargo las tabletas o los teléfonos siempre fallarán o se descomponen si no tienes mucho cuidado en su transportación.