La mano justiciera del TRIFE

198

En el contexto de la elección federal, la resolución por votación dividida en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación TRIFE para que Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” se muestre en la boleta electoral, ha generó suspicacias, comentarios de índole diversa y fuertes críticas al  sistema judicial en materia electoral.

El ingreso a la contienda del ex gobernador de Nuevo León  tiene varias lecturas. Para algunos analistas, la resolución del TRIFE no fue acertada y lo deja mal parado ya que de un plumazo borró todas las trampas cometidas por El Bronco y literalmente aplicó la amnistía que ofrece Andrés Manuel López Obrador a los delincuentes, simplemente porque logró su candidatura violando la ley.

Para otros, la votación dividida en un 4-3 entre los Magistrados, ya generó desconfianza y le restó credibilidad al TRIFE porque presuntamente la inclusión de El Bronco en la boleta, favorecerá al candidato del PRI José Antonio Meade con el argumento o la hipótesis de que la aprobación concedida le restará de manera natural votos al candidato de MORENA; igual apreciación se hace con la participación de Margarita Zavala que muchos suponen o aseguran le reducirá votos a Ricardo Anaya.

Probables o no estos escenarios, la determinación asumida por el máximo órgano judicial electoral, el nivel de credibilidad en el TRIFE descendió porque la inmensa mayoría de los mexicanos interpreto su decisión como una acción que vendrá a pulverizar el voto de los  que claramente entienden de que todo lo que divide o separa, siempre a alguien o a alguno le favorece.

En el concierto local, se transita por un escenario semejante. Varias son las candidaturas que el TRIFE deberá aprobar o rechazar en forma definitiva. En nuestro contexto, y quizá por el interés que despierta una elección municipal, el caso más significativo es la cancelación instruida por el INE a la candidatura de Francisco Xavier Nava Palacios como postulante del PAN a la presidencia municipal capitalina.

Así como El Bronco, que desde luego no existe comparación alguna, una resolución del TRIFE para restituirle a Xavier Nava su derecho a participar en la elección municipal, estará seguramente infectada por la debilidad o la complacencia de un Tribunal que si aprueba su registro, es indudable que llegará débil, muy desprestigiado y además bajo el estigma de haber sido favorecido por violar la ley al incumplir con sus informes financieros.

Pero si como dice el panista Alfredo Lujambio, que existe la posibilidad de que algunas de las decisiones tomadas en el seno de los organismos electorales se arreglan con dinero, pues entonces Xavier Nava no tiene de que preocuparse, basta con una insinuación al Carlos “El Chato” López Medina para que suelte el billete y se compre a los magistrados del Tribunal Electoral para que se le conceda el derecho a participar en la elección del primero de julio.

Claro que si el TRIFE resuelve a favor, los panistas, principalmente, harán apología y escarnio de los errores del Instituto Nacional Electoral, y apuesto doble contra sencillo, que repetirán y festejarán que la pifia la cometió el INE pero que gracias a Dios y a la mano justiciera del TRIFE les dio la razón, es más hasta de aliado lo pondrán. Y digo que así será porque es así como se  las gastan.