Tiburones abonan para su ‘maldición’

8

De seguir con el pobre futbol que ha mostrado hasta ahora, en Veracruz deben tener ya listos los 120 millones de pesos para pagar y quedarse en Primera División. No se percibe otra forma para lograrlo de parte de los Tiburones Rojos, que ayer perdieron 0-1 ante unos Lobos BUAP que ya tiene dos victorias en este Clausura 2019.

Y eso que con la ayuda del VAR, el árbitro Fernando Guerrero cambió su decisión, luego de que pasados los 30 minutos de acción, Yago da Silva cayó dentro del área ante la marca de Jefferson Murillo. El silbante fue al monitor a revisar y todo quedó en balón a tierra.

Esa había sido la máxima emoción en un “Luis `Pirata´ Fuente” al que la afición de Veracruz ya no asiste, producto de los malos resultados del equipo y la incertidumbre de lo que sucederá con el mismo. La gente siente que hay pocas posibilidades para una salvación futbolística y se ha alejado del estadio.

Ya en la segunda mitad, el equipo que dirige Francisco Palencia encontró algunos espacios que no serían aprovechados hasta que en una buena combinación por el centro del campo, Leo Ramos (minuto 78) marcó el tanto del triunfo para los poblanos.

Robert Dante Siboldi intentó rescatar cuando menos el empate, cosa que no sucedió debido a las pocas opciones al ataque que generan unos Tiburones Rojos que en dos jornadas del torneo en que se decide el descenso, apenas suman un punto, no han anotado y no se ve cómo puedan cambiar su destino. Por ahora, solo queda esperar para saber si tienen 120 mdp libres en el banco.