Teddy Bridgewater quiere ser titular en Carolina

6

Teddy Bridgewater no ha podido lanzar ningún pase a sus nuevos compañeros en las Panteras de Carolina. Tampoco puede conocerlos debido a la pandemia de coronavirus.

Pero el nuevo mariscal, que les costó 63 millones de dólares a Carolina, intenta al menos familiarizarse con el estilo de jugadores como Christian McCaffey, D. J. Moore y Curtis Samuel, simulando sus movimientos en un videojuego.

“Al mirar lo increíbles que son en el videojuego, pienso: ‘estoy ansioso de verlos en persona'”, dijo Bridgewater en una videoconferencia, desde su casa en Miami, donde guarda una sana distancia del resto de la gente en medio de la pandemia. “Estoy ansioso por empezar en persona, pero hasta entonces seguiré usando los videojuegos”.

Bridgewater ha aprendido a ser paciente. Han pasado cinco años desde la última vez que comenzó una temporada en la NFL como el mariscal de campo titular.

Su carrera en ascenso se vio frenada en agosto del 2016 cuando sufrió un desgarre en el ligamento cruzado anterior y demás daño estructural, incluyendo la dislocación de la rodilla durante un ejercicio sin contacto.

Las siguientes dos temporadas sólo lanzó dos pases y ha sido titular en apenas seis encuentros durante las últimas cuatro campañas, con Vikingos y Santos.

Pero cinco de esos partidos (todos triunfos) ocurrieron la temporada pasada, cuando suplió a Drew Brees en Nueva Orleáns.

Esto fue suficiente para convencer al gerente general de Carolina, Maty Hurney de dar de baja a Cam Newton (un movimiento que le ahorró 19,1 millones de dólares al equipo respecto del tope salarial) y firmar a Bridgewater como su reemplazo.

Bridgewater, quien tiene foja de 22-12 como titular en la NFL dijo que está “extremadamente confiado” de que puede volver al nivel que tenía con Minnesota en el 2015 e incluso ir más allá. Dice que su experiencia lo tiene mejor preparado para ser un líder en la liga.

Bridgewater sabe que enfrenta una batalla a contracorriente con las Panteras, un equipo que está en un periodo de reconstrucción con el entrenador de primer año Matt Rhule.

Carolina dejó libre a Newton, a los guardias Trai Turner y Greg Van Roten, así como al ala cerrada Greg Olsen en la ofensiva.