Se aprovechan de su ‘nobleza’

8

El artillero Luis Suárez rubricó un doblete, dio un pase de lujo para otra anotación y Uruguay aprovechó la inexperiencia de México para endosarle una goleada 4-1 ayer, en un choque amistoso que fue el primero para ambos países luego del Mundial de Rusia.

Suárez convirtió su primer tanto a los 32 con un tiro libre y luego ejecutó con maestría un penal a los 42. El delantero del Barcelona ahora tiene 55 goles con la Celeste.

José María Giménez anotó el primer gol del encuentro con un remate de cabeza a los 21 minutos y Suárez mandó un pase de rabona a los 58 para asistir a Gastón Pereiro con el cuarto tanto de la noche en Houston.

Los uruguayos, que fueron dirigidos por el entrenador interino Fabián Coito, presentaron a una nómina que fue la base del equipo que sucumbió ante Francia por los cuartos de final de Rusia 2018. Su ausencia más notoria fue la del delantero Edinson Cavani del París Saint-Germain.

Pero Cavani no hizo falta ante un inexperimentado equipo de México, que vive una etapa de renovación luego de perder en octavos de final de una Copa del Mundo por séptima ocasión consecutiva.

Raúl Jiménez convirtió un penal a los 25 para el empate transitorio de México, en un proceso de renovación de su plantilla luego de quedarse fuera de un Mundial en la ronda de octavos de final por séptima ocasión en fila.

Dirigidos por el interino Ricardo Ferretti, México presentó un equipo donde 17 de sus jugadores tienen 24 años o menos y con las ausencias de jugadores que han sido regulares en los últimos mundiales como Javier Hernández, Giovani Dos Santos, Andrés Guardado, Héctor Herrera y Héctor Moreno.

El ensayo, disputado en el estadio NRG de esta ciudad ante poco más de 60 mil aficionados, inició bien para los mexicanos que le plantaron cara a los uruguayos y generaron el primer peligro del encuentro a los 11 minutos con un tiro peligroso de Hirving Lozano.

Uruguay, que había llegado poco, pegó primero cuando Jonathan Urretaviscaya mandó un centro por derecha hacia el corazón del área donde Giménez conectó un remate de cabeza que dejó parado al portero Guillermo Ochoa, el jugador más veterano del equipo mexicano con sus 33 años.

México niveló el encuentro cuando Rodrigo Betancur derribó a Lozano dentro del área para un penal que Jiménez convirtió con tiro por el centro del arco.

Suárez restauró la ventaja de los charrúas cuando cobró un tiro libre por el costado derecho y su intento entró pegado a la base del poste izquierdo del arco de Ochoa, quien se lanzó correctamente pero no alcanzó a desviar.

Antes del descanso, Jesús Ángulo derribó a Suárez dentro del área y el mismo jugador del Barcelona engañó a Ochoa al amagar con un tiro con potencia y anotó con un disparo suave por el costado derecho para el 3-1.

La exhibición de Suárez no había terminado y en el arranque del segundo tiempo mandó un centro espectacular con la pierna izquierda y Pereiro convirtió con un potente remate de cabeza.

México tuvo oportunidad de recortar la desventaja con un penal, pero Jiménez cobró con un disparo suave hacia el costado derecho del portero Fernando Muslera, quien se recostó para desviar la pelota.