MLB exime a Astros por presunto espionaje

6

Grandes Ligas determinó que un empleado de los Astros de Houston solo monitoreaba a las cuevas de equipos rivales durante la postemporada para asegurar que los otros equipos no estuvieron quebrantando las reglas.

Los Indios de Cleveland presentaron una queja ante la oficina de las Grandes Ligas, acerca de un hombre relacionado con los Astros, quien supuestamente intentó videograbarlos en su cueva durante el tercer juego de la serie divisional de la Liga Americana.

Dos personas al tanto de la situación indicaron que los Astros trataron de que un segundo individuo se acercara a la cueva de los Indios luego que el empleado fueron removido por la seguridad. Las personas hablaron con The Associated Press con la condición de no ser identificadas debido a lo sensible del tema.

El mismo empleado de los Astros debió ser removido de una zona adyacente a la cueva de Boston previo al primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

El miércoles, MLB emitió una declaración en la que detalló que su departamento de investigaciones determinó “que un empleado de los Astros estaba monitoreando el terreno para asegurar que el equipo rival no estaba violando ninguna regla”.

MLB ha advertido a todos los equipos que siguen en los playoffs “desistir de ese tipo de gestiones”.

Previo a la postemporada, MLB mencionó que “varios clubes” contactaron al comisionado Rob Manfred para expresar sus preocupaciones de que las cámaras de video se estuvieron usando para robar señas. En respuesta a esas preocupaciones, el comisionado instituyó una nueva prohibición en cuanto al uso de ciertas cámaras en el estadio y se redobló la seguridad en los juegos y monitoreo de las salas de video.

La investigación amenaza con opacar esta postemporada y ha puesto en entredicho a los Astros, reinantes campeones de la Serie Mundial.