Los nervios de un Mundial un día hicieron al Tri olvidar al utilero

21

Siempre al pie del cañón, los utileros de la Selección Mexicana son los rostros menos vistos, pero indispensables en cada concentración.

Con años de convivencia, las anécdotas que acumulan son muchas y de varios tipos, pero entre ellas destacan las mundialistas, porque una competencia de ese tipo implica tensión y nerviosismo en todo momento.

Ángel Arévalo, mejor conocido en el Tricomo el Muñeco, recordó cuando fue olvidado en el hotel de concentración cuando todo el equipo ya había partido al aeropuerto para volar a Recife y enfrentar a Croacia durante Brasil 2014.

“Fue algo chistoso porque uno de los profes olvidó su camisa en el hotel y me pidió de favor que fuera por ella. En lo que fui por la camisa salí y ya no había nadie”, recordó sonriente.

“Pero afortunadamente una persona me ayudó y me llevó en un taxi al aeropuerto y llegué antes. Fue algo que me sacó de onda porque no sabía qué hacer”.

El encargado del hotel de la Selección en Santos, sede de concentración de Méxicodurante ese Mundial, fue quien le ayudó, según recordó Ángel, a quien los jugadores le hicieron todo tipo de bromas. Entre los recuerdos también guarda con cariño especial el del Tri de Chucho Ramírez y los jovensísimos Giovani dos Santos y Carlos Vela.

“El Mundial que ganamos en 2005 con la Sub-17 marcó mi vida porque fuimos los primeros y ahora me gustaría repetir ese momento con la Selección Mayor”, agregó.