Lomelín ante el debut soñado

39

El sueño de todo matador de toros mexicano se ha vuelto realidad para el lagunero Antonio Lomelín; fue anunciado para ser parte de los carteles correspondientes a la segunda mitad de la Temporada Grande en la Monumental Plaza de Toros México.

La plaza más grande del mundo es sede del serial taurino más importante del Continente Americano, en el que actúan las máximas figuras del toreo mundial y donde llegan a consolidarse carreras hasta proyectarse a lo más alto de la tauromaquia. Ahora le llegará la oportunidad de partir plaza en el histórico embudo de Insurgentes, al matador Antonio Lomelín, nacido en Ciudad Lerdo hace 24 años, siendo hijo de una de las figuras más recordadas de una de las épocas más brillantes del toreo mexicano, Antonio Lomelín Migoni, quien marcó toda una era en el toro mexicano.

Antonio Lomelín hijo confirmará su alternativa en la Monumental Plaza de Toros México el próximo domingo 7 de enero de 2018 en la primera corrida de la segunda mitad de la Temporada Grande, cuyos carteles fueron revelados apenas hace unos días. El lagunero alternará con el poblano Jerónimo y con el queretano Juan Pablo Llaguno, lidiando un encierro procedente de la ganadería de Caparica, surgida en el año 2009 y con divisa en los colores negro, tabaco y rojo, propiedad de los señores Julio Muñozcano, Roberto Viezcas y Manuel Muñozcano.

Esta oportunidad de actuar en la Monumental Plaza México, significa la consecución de una META que Lomelín hijo ha perseguido durante años, presentándose en distintos ruedos del país y cortando orejas para lograr colocar su nombre en un cartel a realizarse en el histórico escenario. Una de las actuaciones más convincentes de Lomelín se dio precisamente en su tierra natal, ya que el pasado 16 de abril de 2016, alternando junto al magistral Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza “Alberto Balderas” de Ciudad Lerdo, indultó al toro “Pichirilo” de la ganadería de Marco Garfias, en una faena aún recordada por los aficionados laguneros.

ILUSIONADO

De cara a este trascendental compromiso en su carrera, Antonio Lomelín habló en exclusiva con El Siglo de Torreón y expuso su satisfacción por coronar un esfuerzo de años al partir plaza en el inmueble ubicado en la calle Augusto Rodin.

“Es un sueño que primero Dios, voy a cumplir en menos de diez días. Abrir el año en la Plaza México es una apuesta fuerte, pero llegó lleno de ilusión y confianza en que algo bueno va a pasar ese día”, describió.

Lomelín relató cómo fue el momento en que se enteró de que lo incluyeron en los carteles de la Temporada Grande, situación que en muchas ocasiones significa para diversos toreros el logro de toda una vida.

“Me enteré la semana pasada, estaba cenando con mi familia y me llamó mi apoderado, el matador Arturo Gilio, él me lo comentó. Tuve entonces sentimientos encontrados, ilusión, responsabilidad, miedo, emoción, un poco de todo”, relató.

Pisar el ruedo donde su padre coronó tardes de gloria y arrancó el “olé” de miles de gargantas, significa para Lomelín:

“Muchísima emoción, un poco de nostalgia y mucha responsabilidad de saber que las más grandes figuras del toreo han pisado ese ruedo, mi padre por delante, por supuesto”, señaló Antonio, recordando que fue en ese escenario donde su papá confirmó su alternativa y donde se retiró como matador activo.

Ansioso porque llegue el día de vestirse de luces y partir plaza en La México, Antonio aprovechó para enviar un saludo a la Comarca Lagunera y exponer sus deseos para el venidero 2018: “primero deseo que salgan muy bien las cosas en la Plaza México y si Dios quiere que así sea, lo demás viene solo. Para La Laguna, deseo que los aficionados vayan a las plazas y apoyen la fiesta en esa región con tanta tradición taurina, esperamos que vuelvan los toros a Coahuila”.