Lo que pasé con Barcelona, sólo pasa una vez en la vida: Guardiola

6

El técnico español Pep Guardiola dijo este domingo que la gloria que alcanzó al frente del Barcelona entre 2008 y 2012 fue el fruto de una conexión perfecta entre jugadores, club y entrenador que “solo pasa una vez en la vida”.

Guardiola, actual entrenador del Manchester City, reconoció, durante el Festival del Deporte de Trento, Italia, organizado por el diario italiano “La Gazzetta dello Sport”, que ver las imágenes de sus logros en el Barcelona le da a la vez un poco de “nostalgia” y de “alegría por haber disfrutado”.

“Las dos veces que ganamos la ‘Champions’ con el Barcelona las ganamos con siete jugadores de la cantera, como Xavi, Iniesta, Valdés, que entraron en el Barça con 7 u 8 años. Era una combinación de estrellas, estas cosas pasan una vez en la vida”, afirmó.

“El club tuvo confianza en mí, que venía de las categorías inferiores, y jugadores que tenían afinidad. Teníamos dinero para comprar a grandes jugadores y al mejor futbolista del mundo, con diferencia (el argentino Lionel Messi)”, prosiguió.

El entrenador español, que conquistó dos Champions, dos Mundiales de clubes, dos Supercopas europeas, tres Ligas españolas, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España con el Barcelona, consideró que la “gran fortaleza” de ese equipo fue la constancia.

“Eso pasa una vez en la vida. Me da nostalgia ver eso (imágenes de sus éxitos en el Barcelona) y alegría por haberlo disfrutado. En veinte años si seguimos leyendo nuestra historia en los libros será bueno, algo habremos dejado”, dijo, recordando su etapa en el Barcelona.

El técnico catalán destacó que contar con un jugador como Messi, al que definió como “un animal competitivo, feroz” y que “odia perder”, fue fundamental en su etapa al mando de los azulgranas.

“Si el equipo le acompaña en los grandes eventos él te marca la diferencia. Él y Cristiano Ronaldo llevan 10 años marcando 50 goles por año, es increíble. No es un año, es un año y más, más, más”, explicó.

En su intervención, Guardiola subrayó además el rol que tuvo el holandés Johan Cruyff en su formación futbolística y el hecho de que éste le haya “abierto los ojos”.

“Cruyff nos ayudó a entender el fútbol de manera distinta. Ganábamos y nos explicaba por qué ganábamos, y cuando perdíamos igual. Nos hizo enamorar de este juego”, dijo.

Sobre la actualidad futbolística, Guardiola manifestó dudas sobre el hecho de que su Manchester City pueda considerarse como favorito para ganar la Liga de Campeones.

“Nuestro mejor éxito como club fue una semifinal, en 2016, en toda nuestra historia. No sé si estamos preparados, no tenemos historia atrás para decir si estamos a la altura. Honestamente no lo sé”, aseguró.

“(Entre los más preparados están) el Madrid, el Barcelona, el Juventus con Cristiano dio una señal de que este año quiere la copa. Cada año está más cerca. El Atlético juega en casa y siempre lo hizo bien en los últimos años. Yo espero poder estar allí”, agregó.

Y pensando en el futuro, Guardiola no excluyó entrenar a un equipo italiano, alegando que hace unos años no pensaba que terminaría trabajando en el Bayern Múnich alemán, algo que se produjo en 2013.

Sin embargo, destacó que se encuentra muy cómodo en el Manchester City y que el ambiente futbolístico inglés es muy educado.

Junto a Guardiola en el Auditorium Santa Chiara de Trento estuvieron también Carlo Ancelotti, expreparador del Real Madrid y actualmente en el Nápoles, y Arrigo Sacchi, que hizo historia al mando del Milan en los años 80 y 90.