Liverpool recupera la cima en la Premier

8

Con sus hinchas cada vez más nerviosos, el técnico de Liverpool Juergen Klopp sabía que sus jugadores tenían que ratificar que son un equipo decidido por el título al enfrentar ayer a Bournemouth.

Lo cumplieron con una contundente victoria 3-0 en Anfield que no solo les permitió recuperar el liderato de la Liga Premier, sino que demostraron que el miedo a otro derrumbe de fin de temporada quizás sea exagerado.

“Queríamos mostrar que podemos reaccionar. No solo responder, sino jugar bien y convencer”, dijo Klopp, cuyo Liverpool busca su primer título de liga desde 1990, pero que dejó esfumar una ventaja de siete puntos sobre el Manchester City en las últimas semanas.

“Los aficionados se ponen nervioso por todo. Eso no solo pasa en Liverpool. Es una cosa del fútbol”, añadió.

La victoria de ayer fue inapelable. Tras un par de empates 1-1, Liverpool recuperó la pegada.

Los goles de Sadio Mané y Georginio Wijnaldum esencialmente liquidaron el partido tras apenas 34 minutos, y Mohamed Salah firmó el tercero a los 48. De no haber sido por ocasiones desperdiciadas en el segundo tiempo, el resultado hubiera sido más desigual.

El triunfo implica que el City, que se apoderó del liderato el miércoles por mejor diferencia de goles, deberá vencer a Chelsea el domingo para impedir que Liverpool no se escape en la cima con una diferencia y un partido pendiente. Liverpool suma 65 puntos en 26 partidos, y el City acumula 62.

Manchester United, por su parte, se entreveró en el lote de los cuatro primeros tras despachar 3-0 a Fulham en Craven Cottage. Paul Pogba anotó dos goles que confirman su renacer bajo la dirección de Ole Gunnar Solskjaer.

Pogba le dio al United la ventaja con un disparo fulminante casi sin ángulo a los 14 minutos y convirtió un penal para el tercer tanto a los 65. El centrocampista francés suma ocho goles en sus últimos partidos de liga con Solskjaer.

Desde que el entrenador noruego tomó las riendas, luego del despido de José Mourinho en diciembre, el United acumula ocho victorias en nueve partidos de la Premier. El club se encontraba a 11 puntos de la cuarta plaza en ese momento, pero súbitamente se ha enganchado con firmeza en la pelea por los puestos de clasificación para la próxima Liga de Campeones.