Listas las semifinales en la rama femenil

7

Las alemanas Angelique Kerber y Julia Goerges se enfrentarán mañana, respectivamente, a la letona Jelena Ostapenko y la estadounidense Serena Williams en las semifinales de Wimbledon.

Ostapenko fue la primera en firmar su presencia en la penúltima ronda del torneo al eliminar a la eslovaca Dominika Cibulkova, por 7-5 y 6-4, y se enfrentará en semifinales a Kerber, que derrotó minutos después a la rusa Daria Kasatkina.

Es la primera vez que la campeona de Roland Garros en 2017 pasa de cuartos de final en Wimbledon, tras alcanzar esta ronda el año pasado, cuando perdió con la, a la postre finalista, la estadounidense Venus Williams.

Para la joven de Riga, además, serán sus segundas semifinales en un Grande después de las de París el año pasado.

Entonces se llevó el título ante la rumana Simona Halep, en tanto que este año buscará la final en Londres contra Kerber, finalista en 2016, que necesitó siete puntos de partido para vencer a la rusa Daria Kasatkina por 6-3 y 7-5.

Kerber y Ostapenko, pese a ocupar el décimo y el duodécimo puesto de la WTA, respectivamente, nunca se han medido en el circuito.

Son las terceras semifinales de Kerber en Londres, tras 2012 y 2016, año en el que alcanzó su única final en el All England Club, donde cayó con la estadounidense Serena Williams.

Precisamente, la menor de las Williams también firmó su presencia en semifinales al remontar a la italiana Camila Giorgi (3-6, 6-3 y 6-4) y se medirá a Goerges, que venció a la holandesa Kiki Bertens (3-6, 7-5 y 6-1).

Serena, cabeza de serie número 25 en el torneo, acumula ya 19 partidos ganados de manera consecutiva en Wimbledon, desde su derrota en la tercera ronda de 2014, cuando perdió con la francesa Alize Cornet.

Desde aquel torneo, que se acabó llevando la checa Petra Kvitova, Serena se ha embolsado las ediciones de 2015 y 2016, en tanto que no estuvo en la de 2017 por el embarazo que desembocó en el nacimiento de su primera hija, Olympia, el pasado mes de septiembre.

Tras su maternidad y después de retirarse por una lesión pectoral en el pasado Roland Garros, la estadounidense vuelve a la penúltima ronda de un torneo desde el Abierto de Australia en 2017, cuando se llevó el trofeo de campeona.

Por su parte, Goerges le levantó un set en contra a Bertens y se metió por primera vez en las semifinales de Wimbledon, tras caer cinco años seguidos en primera ronda.

“Después de cinco derrotas en primera ronda aquí he crecido mucho”, explicó la germana tras el partido.

Serena y Goerges se han enfrentado en dos ocasiones en el circuito, primero en Roland Garros en 2010, con victoria clara de la estadounidense, y luego en Canadá en sets corridos.

Además, Serena es la única que sabe lo que es levantar la bandeja de plata de Wimbledon y busca en este torneo igualar a la australiana Margaret Court como tenista con más Grand Slams en la historia.

Sus 23 entorchados contrastan con los dos que tiene Kerber, el Roland Garros de Ostapenko y con Goerges, que nunca ha levantado un ‘major’.