La Real Federación Española de Futbol (RFEF) y La Liga llegaron a un común acuerdo para suspender el balompié español en todas sus categorías hasta que las autoridades determinen que puedan jugarse sin algún tipo de riesgo ante el COVID-19.

“Las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado considerarán la fecha en que se pueden reanudar y ello no suponga ningún riesgo para la salud”, informaron las entidades a través de un comunicado en conjunto.

La nación española, junto a la italiana, ha sido la más afectada en territorio europeo por la expansión de coronavirus entre sus habitantes, incluso cobrando vidas en números ascendentes, razón por lo cual se ha llegado a esta determinación.

“Queremos mostrar nuestro mayor agradecimiento público a cuantos están dedicando sus mayores esfuerzos para prestar los servicios esenciales a los españoles y también deseamos mostrar nuestro más sincero recuerdo para todos los fallecidos y un entrañable abrazo del mundo del fútbol para todas las familias que están perdiendo a seres queridos”, se agregó en el texto.

Originalmente, La Liga y la RFEF habían aplazado solamente dos jornadas la actividad en la máxima categoría de su balompié, sin embargo, el estado de alarma en la nación española por el coronavirus cambió los planes de los regidores de este campeonato y todas los niveles inferiores.