Juez del US Open regresa a Copa Davis

7

El juez de silla que sancionó a Serena Williams en la final del Abierto de Estados Unidos volvió a lo suyo y sin afrontar problemas.

Carlos Ramos dirigió el viernes el segundo partido de la serie entre Croacia y Estados Unidos en las semifinales de la Copa Davis.

“Solo estoy enfocado en esta serie y volver a trabajar. Eso es todo lo que puedo decir”, señaló el portugués a la Associated Press el viernes.

Ramos se encargó del partido entre Marin Cilic y Frances Tiafoe, que se disputó sin incidentes.

Le tocó aquietar al ruidoso público en varias ocasiones y debió bajarse de la silla para revisar unas cuantas marcas en la cancha de arcilla, pero no incidió parda nada en el partido, que Cilic ganó en sets seguidos para dejar a Croacia con ventaja de 2-0.

“Todo estuvo bien. Unas cuantas pelotas que debió revisar”, dijo Cilic. “El ambiente también fue grandioso. Disfruté cada segundo del partido”.

Tiafoe, en su debut de Copa Davis, tampoco motivos para quejarse.

“Ni sabía que Ramos estaba sentado en la silla. No le presté atención”, dijo Tiafoe. “Estaba más preocupado por la persona en el otro lado de la red que el juez”.

El capitán estadounidense Jim Courier añadió: “el trabajo de los jueces fue excelente durante todo el día”.

Ramos señaló tres infracciones a Williams en su derrota ante Naomi Osaka el pasado fin de semana, y la estadounidense argumentó que no recibió el mismo trato que se otorga a los hombres.

Se pudo escuchar cuando la presidenta de la Federación Estadounidense, Katrina Adams, quien defendió Williams, se disculpó con Ramos previo al sorteo de la serie el jueves.

Ramos declinó dar detalles sobre su charla con Adams, quien inició la conversación.

“Ya sabes que no puedo hablar sobre ello”, dijo Ramos.