Error de Ochoa le salvó la noche a Pumas

14

Si Pumas quiere que América considere su enfrentamiento como un Clásico deberá aprender a jugarlo como tal, además de que no deberá desaprovechar las oportunidades que se le presenten.

En el Estadio Azteca, las Águilas jugaron con un hombre menos por casi 70 minutos por laexpulsión de Sebastian Córdoba, aunque los universitarios no supieron qué hacer con el regalo del canterano azulcrema. Solo un grosero error de Guillermo Ochoa a unos minutos del final les dio el empate 1-1.

Los felinos nunca pudieron imponer sus condiciones, incluso solo tuvieron una opción de peligro en todo el primer tiempo, aunque la desperdició Carlos González.

El equipo del Piojo no resintió nunca la ausencia de Córdova en el campo, ya que acomodó bien sus piezas y cerró el partido, y cuando pudieron fueron al frente para tratar de incomodar el arco de Alfredo Saldívar, quien la última vez que estuvo en el coloso de Santa Úrsula tuvo una desastrosa actuación.

Pumas no tuvo ideas, ni el ingreso de Juan Manuel Iturbe en la parte complementaria hizo la diferencia. Desde la banca Míchel no supo cómo hacer que sus jugadores crecieran, que le hicieran ver al América que tienen la categoría para llamar a esta rivalidad Clásico.

Cuando América vio que Pumas era un felino inofensivo se animó a ir al frente e incluso el Piojo metió a Giovani dos Santos para que desequilibrara y buscara crear más peligro ante el arco de Saldívar.

Los cambio de Herrera siempre fueron ofensivos, metió a Federico Viñas y éste, en la primera jugada que participó, marcó el gol que parecía fulminar a los Pumas.

Para fortuna de los universitarios Ochoa se equivocó en un disparo largo y así pudieron empatar el marcador a un gol a minutos de que Marco Ortiz pitara el final del encuentro.