En Pumas, hoy existe nueva ilusión

12

El estratega David Patiño y sus pupilos han llegado al punto de decir que son un equipo sólido. No piensan en las crisis que ya quedó atrás, según el capitán, Pablo Barrera, quien descarta cualquier tipo de presión negativa.

“No [afecta la presión], sabemos lo que representa Pumas y lo que es jugar en este equipo”, expresó el volante felino, encargado de sellar el 2-0 contra Veracruz, al inicio del Apertura 2018.

Aunque la obligación es latente, por ser uno de los equipos grandes del país, Barrera dijo que su plan es ir “partido a partido”, para mejorar lo hecho el semestre anterior, cuando cayeron eliminados en Liguilla por el América.

“Toca ir paso a paso. Pensar en todo lo que viene, todo con seriedad”, explicó. “Y pensamos también ya en el domingo, el partido contra Necaxa [en Ciudad Universitaria]. Los objetivos se conseguirán trabajando, hay que lograrlo, porque es lo que se merece este equipo”, señaló.

Sobre la adaptación de los refuerzos, en Pumas están más que maravillados. Las expectativas se cumplen sobre elementos recién llegados como el paraguayo Carlos González, Felipe Mora y Martín Rodríguez, a quienes se les transmitió el orgullo de vestir de auriazul.

“Desde que llegaron el presidente [Rodrigo Ares de Parga], David Patiño y nosotros nos integramos. Ellos se han acoplado rápido.

“Desde que llegaron hicieron buen grupo, se adaptaron rápido y es bueno para todos, y lo bueno es que se sacaron los tres puntos”.

La percepción es la misma desde los altos mandos del conjunto del Pedregal. Leandro Augusto, director deportivo, coincidió con el capitán del club.

“Estoy contento con ellos, siempre es bueno empezar ganando fuera de casa, fue bueno el esfuerzo, los refuerzos tuvieron una muy buena actuación. Apenas empieza esto”, refirió.

Además del debut en Liga con gol de Felipe Mora y una buena actuación de Carlos González, el martes en la Copa MX, los Pumas remontaron 2-1 al Tampico Madero, y Martín Rodríguez se hizo presente en el marcador.

Sin embargo, Leandro Augusto concluyó que aún falta por mejorar y pide no perder de vista el trabajo de los canteranos.

“Pensando en el presente, se hicieron bien las cosas, pero queda mucho por trabajar y por mejorar, empezar ganando es bueno para lo anímico, además de que fue afuera de casa. Seguiremos buscando el parado ideal.

“Empezamos el partido con seis jugadores de fuerzas básicas y terminamos con ocho de fuerzas básicas en la cancha, poco a poco van teniendo la oportunidad y es lo que venimos buscando”.