El partido Inaugural es prioridad: De María

12

 

Estados Unidos tiene hoy la etiqueta de protagonista para el Mundial de 2026 que pretende organizar de manera conjunta con México y Canadá. Si la FIFA acepta la candidatura conjunta se sabrá dentro de tres años, en mayo de 2020. Por lo pronto, la propuesta de 2026 es que 60 partidos se disputen en Estados Unidos, 10 en México y otros 10 en Canadá, en el torneo en el que participarán 48 equipos. Asimismo, está confirmado que, además de los 60 encuentros mencionados, el país de la barras y las estrellas albergará los cuartos de final, semifinales y final.

Pero México peleará por que el partido inaugural del Mundial de 2026, en el Estadio Azteca, según  confirmó el titular de la Federación Mexicana de Futbol, Decio de María, a Excélsior.

“El partido inaugural en el Azteca es un objetivo prioritario para nosotros, es algo que tenemos que decidir en los próximos meses. Nosotros tenemos que hacer las cosas de la mejor manera y ser unos grandes anfitriones como siempre lo hemos sido”, dijo.

Sobre el anunció de que México sólo participe con 10 encuentros,  De María explicó por qué se llegó a ese acuerdo: “Hay muchas formas de ver esto de los diez partidos, pero las circunstancias estaban puestas para negociar. No hay que perder de vista de que hay un escenario y es el que Estados Unidos no necesita, desde el punto de vista de infraestructura, invitar a algún socio para organizar un mundial. Nosotros tuvimos la capacidad de insertarnos en el proyecto y abrir esa ventana para los mexicanos”.

Además, el dirigente de la Femexfut añadió que aún con los 10 partidos designados, México vivirá un Mundial como sabe hacerlo.

Celebro que los mexicanos quieran 20 partidos, quizás 30 y hasta los 80 para el 2026, pero 10 partidos en México, más los que disputaremos en ciudades de Estados Unidos como local y tomando en cuenta las horas de distancia de vuelo, es como si tuviéramos un Mundial de muchos más juegos. Por ejemplo, Los Ángeles, Dallas, Nueva York, han sido nuestra casa y México va a tener la oportunidad de vivir una Copa del Mundo como no la tenía desde 1986”, aseguró.

Asimismo, De María recordó que hace más de una década comenzó un impulso importante en el futbol mexicano, en pleno progreso en muchos sentidos, lo que ha fructificado, asegura, en una liga mucho más madura.