Colombia destrona a Cuba en baloncesto femenil

11

Colombia ganó ayer la medalla de oro en el baloncesto femenino de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla y destronó a Cuba, que no consiguió revalidar el título conquistado en Veracruz 2014, donde se alzó con su décima corona.

El equipo cafetero, que se hizo fuerte con la energía del público, fue de menos a más en el compromiso y supo sufrir unido en el peor momento para forzar al tiempo extra con un empate 55-55 que al final transformaría en una victoria 67-65 que lo catapultó como nuevo campeón.

Ambos seleccionados no se guardaron nada en el Coliseo Elías Chegwin, una caldera que sacó lo mejor de las locales y exigió a las cubanas mostrar su mejor versión en un juego altamente disputado que se firmó en el primer cuarto con 17-15 con Yamara Amargo como la gran lanzadora de la noche.

La agresividad del quinteto cubano le permitió montarse en el marcador para el segundo tiempo, pese a que las colombianas buscaban con la velocidad de Maira Caicedo ‘contras’ que no prosperaron por la poca efectividad e hicieron más fuertes a las isleñas, certeras en cada lanzamiento para poner la historia 30-23.

Pero en el tercer parcial Colombia recobró la memoria para ejecutar el juego de conjunto que le entregó la presea dorada en los Bolivarianos de Santa Marta 2017 y de los Suramericanos de Cochabamba 2018. Aprovechó que Cuba perdió muchos balones para darle un giro al partido al anotar en 18 puntos mientras su rival apenas consiguió para dejar el marcador 39-41.

Ahí se montó en el partido el quinteto cafetero cuando Mabel Martínez, Yaneth Arias y Jenifer Muñoz empezaron a guiar hacia una nueva conquista, con tal decisión que sumó en confianza Narlyn Mosquera, que tuvo un buen remate pese a que de 20 tiros apenas encajó 6.