Chivas se mantiene intratable y vence a Veracruz

14

Matías Almeyda, al minuto 86, sacó del campo a Alan Pulido y lo recibió con un abrazo en la banca. El exjugador del Olympiacos de Grecia lleva tres tantos en dos partidos, el último le abrió la puerta a los rojiblancos para vencer por 2-0 a Veracruz y que Chivas continúe en la cima de la tabla.

Alan Pulido se ha encargado de en 180 minutos apagar las críticas en su contra. No había anotado gol desde la jornada dos y tardó ocho partidos en volver a festejar un tanto. Volvió a marcar en la jornada nueve y sus últimos goles le han entregado el liderato a las Chivas.

La asistencia en el gol contra Veracruz se la deberán de contar a Rodolfo Cota. El arquero de los rojiblancos, al minuto 88, le entregó el esférico a Alan Pulido en el mediocampo. El de Tamaulipas corrió con el esférico desde el mediocampo y encontró obstáculo hasta que estuvo apunto de entrar al área. Demostró pericia para pasar entre tres defensas de los Tiburones Rojos y con un potente disparo doblar las manos del arquero Pedro Gallese.

El 1-0 ponía a remar contracorriente a los Tiburones Rojos. El club de Veracruz llegó al estadio Chivas con la presión de estar en el último lugar de la tabla porcentual y sin su líder, Carlos Reinoso, que dejó su puesto por problemas de salud.

Era el primer partido de Juan Antonio Luna y su hijo Carlos Reynoso en el banquillo. La estrategia de los dos recomendados por el chileno funcionó en el primer tiempo. El problema fue que ni Eduardo Herrera y menos Martín Bravo tienen la puntería fina.

Los dos jugadores de Veracruz desperdiciaron las oportunidades más claras de la visita. El más talentoso, Ángel Reyna, ya no tiene la velocidad de antaño y era fácilmente alcanzado por los jugadores de Chivas. Pellerano y Arévalo intentaron desde afuera del área, pero Rodolfo Cota, atento, controló sus disparos con las manos.

En el minuto 88, cuando el Veracruz se había rendido y reculaba hacia su portería para evitar más goles rojiblancos. En un tiro de esquina, Egidio Arévalo no alcanzó a despejar el esférico y Ángel Zaldívar consiguió conectar para anotar el 2-0.

Era la primera vez en el torneo que Chivas anotaba dos goles en un segundo tiempo y el cuarto gol para Ángel Zaldívar en el torneo.

La victoria afianza a las Chivas en el primer lugar de la tabla, con 20 puntos, y mantiene a los Tiburones como el primer candidato a perder la categoría al final de la temporada.

Los rojiblancos festejan que son el mejor equipo de la liga.