Atlas se salva del descenso y Gallos queda en agonía

15
Estadio Jalisco –

Atlas seguirá siendo de Primera División. Con su triunfo de 1-0 sobre Querétaro ha dejado atrás el problema del cociente, pero los Gallos Blancos están más cerca de la quema si Veracruz gana su partido de este sábado. La Fiel pudo salir tranquila y contenta del Jalisco, aunque siguen esperando que las cuentas mejoren para la próxima campaña.

Al comenzar el juego, Atlas se veía ansioso por tratar de dañar el marco de Querétaro lo antes posible, y eso lo hacía predecible. Los Gallos Blancos estaban bien parados, le cerraban los espacios. El balón normalmente pasaba por los pies de Rafael Márquez tratando de armar el ataque, pero no encontraba espacios

De hecho la jugada con un poco más de empuje para los Zorros la generó Márquez con un tiro de media distancia, que contuvo el arquero, Tiago Volpi pasados los diez minutos. Después, el juego se volvió tedioso, poco espectacular para los asistentes.

Lo más emocionante de la primera parte fue en los últimos cinco minutos, Querétaro se animó a ir al frente y estuvo cerca de abrir el marcador por conducto de Édgar Benítez, quien frente al portero, José Hernández no pudo vencerlo, ya que el joven achicó bien su área. Así se fueron al descanso, con el marcador empatado a cero.

La historia del juego y de la salvación del Atlas del problema del cociente se escribió al minuto 80. Una obra maestra del elemento que más empuje y futbol le ha puesto en el campo. Milton Caraglio recibió de espalda al marco, y se quitó la marca del zaguero, el árbitro central, Diego Montaño no vio que se acomodó la pelota con la mano, pero el atacante siguió la jugada, se perfiló de frente al marco y sacó un tiro que primero, el balón pegó en la base del poste izquierdo, después sacudió las redes. La Fiel estalló en júbilo era el 1-0 a favor, el de evadir el descenso.

Los Rojinegros firmaron su salvación gracias a su mejor diferencia de goles en los últimos seis torneos disputados; actualmente, Atlas tiene una marca de -25, mientras que los Tiburones registran un nada envidiable -64, diferencia que luce prácticamente imposible de solventar.

Gallos Blancos con la derrota, se metió en serios problemas, porque si gana Veracruz, estarán solamente a tres puntos de distancia. Por lo pronto, los Rojinegros con su triunfo ahora esperan el siguiente viernes a Chivas, en el Clásico Tapatío.