Apalea Cachorros de Chicago a Piratas de Pittsburgh

6

El estelar primera base Anthony Rizzo salió del juego con una lesión en el tobillo derecho, lo que ensombreció el triunfo de los Cachorros de Chicago ayer 16-6 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Rizzo se lastimó mientras fildeaba un toque de bola hacia la inicial en el tercer inning. Requirió ayuda para salir del campo, y lo hizo sin colocar peso sobre la pierna. Los rayos-X que le tomaron en Wrigley Field no revelaron una fractura y hoy se le practicará una resonancia magnética.

La búsqueda de Chicago por un lugar en la postemporada ya se vio obstaculizada con la lesión del torpedero boricua Javier Báez, quien se perderá el resto del calendario regular con una fractura en el pulgar izquierdo.

Los Cachorros mantuvieron su ventaja de un juego sobre Milwaukee por el segundo comodín de la Liga Nacional. Los Nacionales aventajan a Chicago por juego y medio en la lucha por el primer comodín.

Kris Bryant pegó dos cuadrangulares, e Ian Happ, Kyle Schwarber y Jonathan Lucroy también se volaron la barda para que Chicago castigara a Pittsburgh por tercer juego en fila. Los Cachorros acumularon 47 anotaciones y 49 imparables durante la barrida en la serie de tres partidos.

El triunfo fue para Brad Wieck (1-1) con dos tercios de entrada en labor de relevo. Trevor Williams (7-7) cargó con el revés al permitir siete carreras en dos entradas y un tercio.

REMONTA MILWAUKEERyan Braun sacudió un grand slam para tomar la ventaja definitiva ante Junior Fernández con dos outs en el noveno inning, y los Cerveceros de Milwaukee vencieron 7-6 a los Cardenales de San Luis para seguir prendidos en la pelea por los playoffs gracias a su novena victoria en 10 juegos.

Con los Cardenales arriba 4-3, Jon Gant (10-1) transfirió a Ben Gamel y Travis Shaw al abrir el noveno, ponchó a Trent Grisham y dio otro boleto al cubano Yasmani Grandal.

Tyler Webb retiró a Mike Moustakas en un elevado que no fue lo suficientemente profundo para traer la carrera. El dominicano Fernández relevó y Braun desapareció un slider que se quedó colgando por el jardín izquierdo-central para el séptimo grand slam de su carrera y la ventaja 7-4.