América prioriza los triunfos por encima del espectáculo

13

CIUDAD DE MÉXICO

Cuatro partidos sin perder (tres triunfos y un empate) y tres manteniendo el cero en la portería. Los números favorecen al América en esta última parte del torneo, tras haber sufrido varios contratiempos y tener que venir de atrás para llegar al quinto lugar de la competencia.

Para el mediocampista William da Silva, nada es obra de la casualidad: todo tiene que ver con la preparación que han tenido bajo el mando de Ricardo La Volpe y el desempeño de jugadores como Michael Arroyo, que pueden resolver los partidos.

William coincide con la idea de que se puede jugar mejor, si bien han conseguido los últimos resultados a su favor. No obstante, dadas las circunstancias, prefiere seguir obteniendo triunfos más que fijarse en dar espectáculo.

Sería bueno ganar un partido por tres o cuatro goles, eso busca cualquier jugador: estar ganando 2-0 a los 15 minutos y tener un partido seguro, pero no se está dando. Al final, hay que valorar el trabajo que se ha hecho. Hace muchos partidos que no perdemos y hay que seguir así, con esta mentalidad. Los partidos se ganan como sea. Queremos dar espectáculo, pero no siempre se puede. Lo más importante es sumar y meternos a la liguilla”, menciona.

En ese aspecto, el brasileño destaca dos puntos principales: la labor de sus compañeros en la defensa, luego de poco más de 270 minutos sin permitir anotaciones, y la calidad de sus delanteros.

Hemos mantenido la portería en cero. Lo buscamos y se nos ha dado. Además, tenemos jugadores como Micky Arroyo, que, como ayer, pueden ganarnos los partidos. Hay que seguir con ese plan, hacer bien las cosas en la parte defensiva porque adelante sabemos que Oribe, Silvio y Micky son muy valiosos para nosotros”, agrega.

A pesar de su posición en la competencia, William remarca que el primer objetivo antes de pensar en la liguilla es ubicarse en los primeros cuatro lugares, para cerrar las series en casa.

Queremos mantenernos arriba, buscar una mejor posición en la tabla porque nos da la ventaja de jugar como local. Veo bien al equipo. La victoria te da más confianza para trabajar y ayuda con la presión que hemos vivido en los últimos meses. Vamos por buen camino. Nos ha costado mucho trabajo llegar hasta ahí, no ha sido fácil por las bajas. Pero sacamos las cosas adelante”, sostiene.

Por último, reconoce que existe un sentimiento especial por enfrentar el próximo sábado al Querétaro, su ex equipo.

Tengo mucho respeto por la gente del Querétaro, que me abrió las puertas para jugar. Pero esto es parte del trabajo, por el que comen mis hijos. Hoy, tengo que defender con todo los colores del América y sumar los puntos que hemos buscado”, concluye.