Ahijado de Ronaldinho la rompe en equipo mexicano

9

PALAMÓS, Girona, España.

El ahijado de Ronaldinho Gaúcho, Kilian Ruas Pérez, está siendo una de las sensaciones del prestigioso torneo internacional de futbol base MIC, que esta semana se disputa en la Costa Brava.

El jugador, de categoría alevín, contribuye de forma significativa en los éxitos de su equipo, el Real Academia de Futbol Española (RAFE) mexicano, que se clasificó en la primera posición de su grupo para la fase final del campeonato después de hacer un pleno de victorias.

Es un muy buen futbolista y una muy buena persona. Es muy alegre, tiene el carácter de Ronaldinho y tiene el estilo brasileño: regate, sonrisa e intensidad”, asegura Chesco Rivas, el actual presidente del equipo mexicano.

Kilian es en estos momentos un joven centrocampista de tan solo 12 años con clara vocación ofensiva y asociativa que habitualmente defiende la camiseta del Sant Just Desvern (Barcelona), pero que en este campeonato de las mejores canteras ha reforzado las filas de la RAFE, con la que cuenta por goles todas sus intervenciones.

Rivas subraya que el MIC es “un torneo muy importante y muy reconocido en México”. “Para los chicos es como Hollywood, desde que pisan el aeropuerto ya notan que todo es diferente”, añade.

“Para las familias, representa un esfuerzo muy costoso y, para nosotros, es una responsabilidad muy grande, pero para ellos es un sueño y lo que queremos es que vivan una experiencia muy buena y que aprendan del futbol de aquí, que es uno de los más avanzados del mundo”, concluye el español.

Chesco Rivas sabe de sobra de lo que habla, ya que, en su época como jugador, pasó por la cantera del Futbol Club Barcelona y por equipos catalanes históricos como el L’Hospitalet, el Horta o el Sants.

Precisamente, Rivas es quien fundó, hace ya ocho años, la Real Academia de Futbol Española. Con sede en Ciudad de México, la entidad cuenta ahora mismo con más de 300 jugadores de categoría masculina y femenina.

La RAFE dispone de hasta cuatro centros de captación en los alrededores de la capital mexicana y de una extensa nómina de entrenadores españoles.

De hecho, la identificación de Rivas con sus orígenes es tal que, cuando creó el equipo, decidió integrar las banderas española, catalana y andaluza en su escudo.

Mientras, Kilian Ruas Pérez explica con desparpajo que su ídolo es Ronaldinho, que comparte tiempo con él en la playa durante los veranos y que, como padrino, le debe el tradicional pastel que éstos regalan a sus ahijados en Cataluña el lunes de Pascua