Acarician la Serie Mundial

5

Clayton Kershaw logró reivindicarse, y colocó a los Dodgers a un triunfo de instalarse en la Serie Mundial por segundo año consecutivo.

En un encuentro de alta tensión, Kershaw se repuso de una de sus peores aperturas en postemporada con una de sus mejores, y Los Ángeles venció ayer 5-2 a los Cerveceros de Milwaukee.

“Realmente no pensaba en el juego anterior. Y tampoco pensaré mañana en éste”, dijo Kershaw.

Los Dodgers tomaron ventaja de 3-2 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, impulsados por un sencillo productor de Max Muncy que desempató el juego en el sexto inning. Kershaw mantuvo la ventaja, anotó una carrera y se retiró luego de la séptima entrada.

Apaleado en el primer duelo de la serie, Kershaw combinó la recta con el slider durante una tarde cálida para maniatar a los Cerveceros. El as de Los Ángeles no permitió que un solo rival se embasara después del tercer acto.

“Él simplemente tiene un don”, destacó Christian Yelich, el astro de los Cerveceros. “Tiene la capacidad de anular a los rivales”.

El sexto juego está pautado para el viernes en Milwaukee. Se espera que los Cerveceros manden como abridor al zurdo Wade Miley, quien dio una base por bolas a Cody Bellinger para abrir el quinto juego antes de ser retirado en un interesante movimiento estratégico del manager Craig Counsell. El también zurdo Hyun-Jin Ryu lanzará por Los Ángeles.

“Volver a Milwaukee con la ventaja de 3-2 en vez de estar abajo por esa misma diferencia es algo grande para nosotros”, consideró Kershaw. “Ha habido una batalla en cada encuentro que hemos jugado hasta ahora contra ellos, y no esperábamos nada diferente cuando volviéramos”.

A los Cerveceros tampoco les desagrada su situación, pese a estar a una derrota de quedar fuera.

“Estamos en un buen sitio”, dijo Counsell. “Volveremos a casa y creo que estamos en una posición que nos fortalece”.

Los Dodgers no han estado en la Serie Mundial en años consecutivos desde que perdieron con los Yanquis en 1977 y 1978. El año pasado fueron derrotados por los Astros de Houston en siete juegos.

“Ustedes han visto esto en toda la postemporada. Incluso cuando estamos abajo respondemos, nos colocamos en una situación en la que podemos empatar los juegos o incluso podemos tomar la ventaja al final”, destacó el antesalista de los Dodgers, Justin Turner. “Ahí es donde entra en juego nuestra experiencia. Nunca nos rendimos”.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente electo compartió un video con el “Rocket” Valdez. “Como ya saben, voy Dodgers. Hoy lo reafirme en mi encuentro con Ismael ‘Rocket’ Valdez en Ciudad Victoria, Tamaulipas”, escribió López Obrador.

Valdez le obsequió al tabasqueño una gorra y una pelota de los Dodgers de Los Ángeles.

“El tremendo pitcher que estuvo en los Dodgers me regala una pelota que simboliza su triunfo número 100 en Grandes Ligas”, comentó Andrés Manuel en el video publicado en redes sociales.

A pesar de que se encuentra recorriendo el país, López Obrador aseguró que tiene “un ojo al gato y otro al garabato” pues se mantiene atento sobre los resultados del beisbol y sigue firme en su quiniela (Dodgers y Astros de Houston) para la final de las Grandes Ligas.