Es a los “Mi reyes” a quienes les urge el cambio

616

Algunos son prudentes, a otros les urge, pero la verdad es que unos cuantos comen muchas ansias por retornar al paraíso de las concesiones y los privilegios en que llego a convertirse en trienios pasados el Ayuntamiento de la capital potosina.

Su presencia anticipada y desesperada en la Unidad Administrativa Municipal, es interpretado para uno que otro mortal y hábil pluma de la bondad mediática un calambre, o bien, como la señal implacable de la espada de Damocles que no busca justicia y razón sino venganza.

Si es así, que tristeza, ¡cuánta mediocridad y cuanta carencia de espíritu!, porque lo único que exhiben es su miseria. Violentar la ley está para ellos permitido y es publicado y aplaudido por quienes contribuyeron y aportaron con su grano de arena en el resultado electoral del primero de julio.

Ya mostraron el cobre, ya se exhibieron y lanzaron señales de represalia. La persecución que intentarán será cruenta y desalmada. Se ostentarán como los inmaculados, pero todos sabemos que ese será el caparazón de su verdadera intención, es decir, blindarse desde su llegada para ocultar sus perversos intereses.

Ya sabemos que Xavier Nava no gobernará. Lo harán quienes lo llevaron y lo sentaron en la presidencia municipal. Su primer reto será tratar de superar, sin éxito desde luego, la rebatinga por los cargos y posiciones que se disputarán entre panistas y navistas, que históricamente y en esencia son diferentes y hasta irreconciliables.

Ellos, los navistas y panistas, se pelearán los puestos porque con migajas se conforman, sin embargo serán los “mi reyes del dinero”, los del billete grande; esos vástagos de las familias Torres Corzo y los Valladares, lo que buscarán reactivar y consumar negocios que veían como truncados, perdidos o estancados.

El insultante y gran negocio de las 50 mil luminarias que dejo sobre la mesa el ex presidente municipal Mario García Valdez y que por decencia fue cancelado en la administración que termina el 30 de septiembre de este año, será seguramente en breve reactivado, porque en esto, todo mundo puede perder “menos la casa”.

Pronto veremos como el nuevo gobierno de la ciudad, aparentemente encabezado por Xavier Nava Palacios, anunciará con serpentinas y confeti, bombos y platillos, la reestructuración del alumbrado público para iluminar la ciudad. Lo hará, no porque esté convencido de las bondades de PANAVI sino porque su introducción será de aguevo.

Será de las primeras facturas o favores que tendrá que pagar el nuevo Alcalde, por la bondad con la que en campaña desplegaron a su favor la línea editorial de Global Media y de Mival. No importará el costo real de una lámpara, el negocio es redondo y lo que importa no es el compromiso social o las promesas de campaña, sino los cientos de millones y las ganancias que estarán en juego, ya pronto lo veremos y lo consignaremos…al tiempo.