De Fondo

11

En duda el liderazgo en el PAN

Nadie se explica porque la diputada del PAN, Josefina Salazar Báez decidió en su momento retirar su controversia presentada cuando fue removida de su responsabilidad como Coordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional.

De haber continuado con el procedimiento, hoy por hoy no existiría esa duda, de que corresponde a cada partido político nombrar en base a estatutos a su Coordinador y no así al grupo de diputados que hicieron un traje a su medida para darle el “Pinochetazo”.

Lo que sucedió esta semana hacia el interior del PAN no es un asunto menor. Cuatro de los 7 legisladores de ese partido se montaron en su macho y, en base a una reforma interna en el Congreso, lograron finalmente instalar como Coordinador a Enrique Flores para dejar fuera a Xitlalic Sánchez Servín.

El que el presidente del PAN en el estado, Xavier Azuara Zúñiga, no haya logrado imponer su autoridad, es una muestra del nivel de división y ruptura interna  y de la fragilidad con la que se conduce un líder que en el tema de la Coordinación Parlamentaria lleva en su cuenta dos derrotas propinadas por los diputados que el PAN mismo postuló en 2015.

Con la instalación forzada del diputado Enrique Flores en la conducción de la fracción panista, es de  presagiarse lo que  ocurrirá en el corto y mediano plazo cuando comiencen a disputarse las candidaturas al Senado de la República, a la diputación federal y a las Alcaldías.

Desde ahora, sin temor a equivocarnos, al joven diputado Enrique Flores no le irá nada bien. Logró por segunda vez su objetivo de pastorear al Grupo Parlamentario del PAN y en automático mover desde la Junta de Coordinación Política JUCOPO algunos hilos y  negocios, pero hasta ahí, porque lo más probable es que sea una permanencia temporal.

Xavier Azuara sabe y entiende cómo y quienes hicieron la jugada para que Enrique Flores asumiera el liderazgo de la representación legislativa y, en consecuencia, el líder del PAN no cesará en promover la controversia que posiblemente dará marcha atrás a la designación que se consumó este pasado jueves.

Si no lo hace, su liderazgo estará en duda y pronto en los Cabildos donde la presencia panista es importante en el juego de los equilibrios podría darse el mismo fenómeno, de tal manera que la  dirigencia estatal del PAN está emplazada a reorientar su estrategia interna y es impostergable que amarre bien los hilos sueltos.

Dejar pasar lo que sucedió esta semana, será tanto como darse un tiro en el pie.

ENTRE PARENTESIS

Sorprende la manera ruin y vil de quienes desde el anonimato se condujeron para agredir y ofender a la diputada Xitlalit Sánchez Servín. Con esas actitudes no esperemos a que la política potosina abandone el campo de la denigración, la mentira y la perversidad. Es cierto que la grilla hacia el interior de los partidos no se asemeja para nada a un Seminario, pero la verdad, se la incrementan y se pasan de ver….des.

Hasta pronto

deleoncardona@hotmail.com