Con Sentido

39

“Igualdad entre las Partes”

El tema  de la justicia ha estado presente a lo largo de la historia humana, y en la actualidad continúa vigente, aunado a ello está la impartición de la misma frente a las circunstancias de injusticia que vivimos cotidianamente y que urgen a su aplicación. La variedad de delitos existentes en nuestra sociedad rebasan la lógica humana, tales como el secuestro, el homicidio, entre otros, incluso las formas como se llevan a cabo son verdaderamente deplorables. En este sentido, la población espera respuestas para afrontar los niveles delincuenciales que tanta inseguridad le da. No debemos dudar que en todo  tiempo se lucha por dar certidumbre y seguridad a través de las instituciones encargadas de establecer los recursos judiciales cuya finalidad se dirige a resolver toda controversia de carácter penal.

El marco ideal que da fundamento a los proyectos que fortalecen la seguridad de la población son los Derecho Humanos, sin ellos nuestras leyes tiranizan y corrompen, y con ellos se humaniza nuestra normatividad, dando pie a códigos nuevos para una sociedad nueva, sin embargo y muy a pesar de los variados intentos por aplicar justicia en base a los Derechos antes mencionados aún no podemos ufanarnos que los delitos van a la baja, no es así, cada día nos enfrentamos con mayores desafíos en ésta materia, más cuando tuvimos un sistema de justicia penal que centraba toda su acción en el Ministerio Público, dejando a las otras partes con poca oportunidad de expresar sus condiciones, es decir, tanto el delincuente como la víctima no tienen voz en el procedimiento, sólo se han de conformar con la ejecución del Juzgado correspondiente.

En este sentido, el Nuevo Sistema de Justicia Penal Adversarial es una importantísima innovación y que se sostiene de principios como la publicidad, contradicción, continuidad, etc. y yo quiero resaltar el principio de la igualdad entre las partes porque los sin voz ahora sí la tienen, quien supuestamente comete un delito ya no se le considera culpable sino como inocente hasta que no se pruebe lo contrario. Existen muchas críticas al Nuevo Sistema puesto que se cree que se está favoreciendo al delincuente sin embargo muy difícilmente el delito quedará impune puesto que se cuenta con un proceso de investigación muy exhaustivo, de tal forma que así como la víctima tiene derecho a su defensa, también la tiene el presunto responsable.

Ciertamente los centros penitenciarios cumplen con una tarea muy importante pero nos encontramos con personas inocentes dentro de los mismos, debido a la poca seriedad dada a la etapa de investigación, a la falta de elementos para alcanzar certeza al momento de dictar sentencia. Es erróneo pensar que el Nuevo Sistema generará mayor impunidad, así como la protección del delincuente, sino lo contrario. Se busca ser más justos en la aplicación de la justicia y que las partes tengan las mismas oportunidades para preparar y externar a lo que  sus intereses convenga. Ojalá que seamos más propositivos para enriquecer el nuevo modelo y no utilizar críticas baratas que solo buscan demeritar iniciativas y caminos de lucha por mejorar la tarea de nuestras instituciones, en este caso las que tienen que ver con el área penal.

gala7soc@hotmail.com