Qué son los popsockets y por qué deberías tener uno

11

Popsockets. ¿Te suena este nombre? Este utensilio cada vez es más popular entre los usuarios de smartphones en Estados Unidos, aunque poco a poco va llegando al resto del mundo. Por esta razón, y antes de que te veas a todos tus amigos con uno pegado en el teléfono móvil, te explicamos qué son los popsockets y por qué deberías tener uno si te lo propones.

Qué son
Los popsockets son unas ventosas que se pegan a la carcasa trasera del teléfono móvil y permiten colocar el dedo entremedio de ambas. ¿Qué se consigue con esto? Pues tan sencillo como obtener una mejor fijación del smartphone en la mano. Al fin y al cabo, piensa que si normalmente sujetas el dispositivo con una mano, ahora le añadirías un soporte trasero con dedo incluido.

Estos popsockets son extensibles, por lo que puedes hacer que la fijación sea más grande o pequeña. Además, y esto es bastante importante, el pegado del popsocket no incluye pegamento ni deja elementos residuales, así que puedes quitarlo y ponerlo todas las veces que desees. Eso sí, al igual que en cualquier ventosa, esta se puede desgastar cuantas más veces la quites y la pongas. Nada nuevo, ¿verdad?

Por qué deberías tener uno
Como hemos contado anteriormente, estos popsockets son herramientas muy útiles para conseguir una mejor fijación entre la mano y el teléfono móvil. No obstante, su uso puede ir mucho más de eso, así que aquí van tres cosas que vas a poder hacer con ellos:

Tomar mejores selfies: quizás, el mejor modo de emplearlo, el selfie. ¿Nunca has tenido miedo a la hora de tirar un selfie y que el teléfono móvil se te cayera? Seguro que sí. Con un popsocket pegado es bastante difícil que ocurra esto, ya que el agarre que tienes con el smartphone es bastante mayor (y mejor). Pruébalo en cuanto te compres uno.

Punto de apoyo: como los popsockets son extensibles, esto permite que el teléfono móvil tenga un puesto de ajuste. En otras palabras, lo puedes poner de manera horizontal en una mesa y este no se caerá. La pantalla quedará mirando a ti sin ningún tipo de problema.

Para los auriculares: los popsockets son dos ventosas circulares con un pequeño nexo de unión que se puede estirar. Si usas auriculares habitualmente, estamos seguro de que tu cabeza ha hecho “click”: puedes enrollar el cable justo ahí. Nada mal, ¿eh? Así conseguirás que no acaben perdidos en medio de tu mochila o bolsillo.

Aunque las tiendas están empezando a incorporar paulatinamente los popsockets, todavía no están disponibles en muchas de ellas. Por esta razón, te recomendamos que tires de Amazon, que tiene modelos tan populares como este que aparece a continuación (y a un precio bastante competitivo).